Se rumorea que Audi prepara una versión RS de su nuevo SUV deportivo, el Q8. Y también que, de materializarse, podría convertirse en el Audi de producción más potente, superando incluso al R8.

En la gama Audi actual, las versiones más deportivas de la familia SUV son el Audi SQ5 y el Audi SQ7. En su día existió una versión RS del Audi Q3, que llegó en su variante más potente a ofrecer 367 CV. Pero ningún otro SUV ha llevado las dos siglas que identifican a las versiones más deportivas y extremas de la marca de los cuatro aros.

Imágenes de prototipos camuflados en fase de pruebas han desatado todos los rumores sobre una futura versión prestacional RS del recién presentado Audi Q8, que podría aparecer durante 2019. Tiene su lógica: el Q8 es un SUV de claro enfoque deportivo, y sus principales rivales ya tienen versiones de este tipo. En el caso de Mercedes-Benz, el Mercedes AMG GLE Coupé 63 con casi 560 CV de potencia. El BMW X6 M se va a 575 CV, los mismos que anuncia el Jaguar F-PACE SVR. Los tres llevan motores V8 de gasolina con sobrealimentación.

Audi Q8
El nuevo Audi Q8 podría ser el segundo SUV de Audi en contar con una versión RS de altas prestaciones, tras el RS Q3.

¿Qué podría estar preparando Audi para competir con ellos y entrar pisando fuerte en nuestro Top10 con los SUV deportivos más potentes del mercado? Pues si echamos la vista atrás, una pista puede ser el prototipo. Audi presentó los Q8 concept y Q8 sport concept como antesala al modelo de producción. El primero llevaba un sistema híbrido con el motor V6 3.0 TFSI y un motor eléctrico que totalizaba 450 CV y una par máximo de 700 Nm. El segundo, cuando muchos esperaban un anticipo del RS Q8 concept, se presentó con el motor V6 biturbo de gasolina potenciado a 476 CV, pero en este caso asistido por un sistema Mild Hybrid.

Audi Q8 sport concept

Cualquiera de las soluciones podría ser válida si hablásemos, por ejemplo, de un Audi SQ8. Pero… ¿y para un Audi RS Q8? Aquí hace falta algo más. Y Audi tiene cartas para jugar sus bazas y hacer saltar la banca. La primera, el motor V8 biturbo de 650 CV que utiliza el Lamborghini Urus. La segunda, el sistema de propulsión híbrido enchufable del Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid, también con motor V8 de gasolina, pero con un motor eléctrico que puede mover el coche por sí solo, y una potencia total de 680 CV.

Audi Q8 sport concept

En cualquiera de los dos casos, incluso con los ajustes y especificaciones finales que se adoptasen para el RS Q8, bien podemos pensar que el SUV deportivo de la marca de los cuatro aros lo tiene fácil para superar los 610 CV del Audi de producción más potente hasta la fecha, el Audi R8 V10 plus. Y también podría entrar en el selecto club de los SUV capaces de bajar de los 4 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h.