Monster vuelve con una nueva entrega de su famosa #BATTLEDRIFT. En este ocasión, el enfrentamiento se lleva a cabo en la ciudad de Londres.

Desde que Ken Block empezase su andadura en las famosas Ghymkhanas, las súper producciones de este calado han aumentado considerablemente. La modalidad más estética del drifting ha ganado muchos adeptos en los últimos años, y por dicho motivo cada vez hay más pilotos profesionales que lo practican: Vaughn Gittin Jr., Tanner Foust, Ken Block, Daigo Saito, etc.

Uno de los videos de drift que más repercusión han tenido en los últimos tiempos – acumula más de 14 millones de visitas en YouTube – ha sido la famosa #BATTLEDRIFT producida por Monster y protagonizada por Vaughn Gittin Jr. – en su Ford Mustang V8 de 5 litros (550 CV) – y Daigo Saito – a bordo de un Lamborghini Murcielago V12 (650 CV). En aquella ocasión el piloto americano y el japonés condujeron sus coches en Niigata (Japón). Unos meses más tarde, la batalla se ha trasladado a la ciudad de Londres, donde Daigo Saito se tendrá que enfrentar a un nuevo rival que juega en casa, Baggsy. El arma del piloto británico en esta #BATTLEDRIFT 2 es un Nissan GT-R que incorpora un motor Chevrolet V8 modificado que desarrolla la friolera de 1.200 CV.

La primera #BATTLEDRIFT acumula más de 14 millones de visitas en YouTube

Al igual que la primera entrega, la #BATTLEDRIFT 2 se caracteriza por sus espectaculares derrapes milimétricos y por unas coreografías muy bien conseguidas. No obstante, la edición de esta secuela resulta un tanto sobrecargada y, en nuestra opinión, se hecha en falta un poco de la acción y el dramatismo que se vio en la primera entrega; la transición de día a noche de la primera #BATTLEDRIFT aún está muy presente.