El nuevo Volvo XC40 Recharge es el primer modelo 100 por 100 eléctrico de la marca, el que introduce el concepto Recharge

2019 supone el año de apertura del catálogo de coches eléctricos de Volvo. De hecho, dentro de los planes de la marca sueca dependiente del consorcio chino Geely tiene proyectado lanzar un nuevo automóvil eléctrico cada años, desde el presenta hasta 2025.

En 2020, el Volvo XC40 eléctrico llegará a los concesionarios teniendo una doble tarea: afrontar la era de la automoción eléctrica e instaurar el concepto Recharge.

De una mano, este coche del que ya avanzamos información sobre su arquitectura y los estándares de seguridad seguidos en su construcción como coche eléctrico, ahora sabemos que cuenta con una batería que puede ser recargada mediante el uso de un cargador interno de una potencia de 11 kW, en corriente alterna, y de hasta  150 kW en caso de estar enchufado a una corriente continua de esta forma conseguirá una carga rápida de hasta el 80 por ciento de su capacidad en 40 minutos.

De otra, el acumulador eléctrico de este todocamino dispone de una autonomía homologada en ciclo WLTP de hasta 400 km cuando la batería haya sido cargada por completo.

Como nota a destacar, Volvo quiere potenciar la venta de sus nuevos modelos Rechage y, por eso, los usuarios de este coche, además de los de los coches híbridos y enchufables, podrán recargar el vehículo de manera gratuita ya que, durante un año, el gasto realizado en la energía eléctrica que permita el uso del Volvo XC40 Recharge será reembolsado, según establezca el coste medio de la electricidad en ese periodo de tiempo.

La motricidad de este nuevo SUV de 2020 procede a partir de la instalación de dos motores eléctricos, uno en cada eje, lo cual le confiere una tracción integral y una potencia de 300 kW, equivalentes a 408 CV. Gracias a esto, a pesar de que su velocidad máxima no es excesiva, su aceleración en el 0 a 100 marca un tiempo propia de coche deportivo: 4,7 segundos.

La evolución como mejora de la especie

Como si del postulado de Charles Darwin sobre la evolución de las especies se tratara, el Volvo XC40 eléctrico ha nacido bajo el condicionante de tomar de base al coche del año de 2018, su evolución como vehículo del futuro inmediato obliga al nuevo SUV a afrontar su vida comercial bajo unos estándares tecnológicos aún superiores al SUV del que se basa.

Y como vehículo nativo de la era digital, equipa el nuevo sistema de información y entretenimiento basado en el sistema operativo Android exclusivo para coches y que está integrado en la plataforma de servicios en línea de la marca, Volvo On Call. Además, cuenta con el software over-the-air que permite la actualización del sistema y su continua mejora y evolución.

Recharge: la nueva filosofía de Volvo

El concepto Recharge de Volvo no solo significa lo que su traducción del inglés expresa, recargar, sino que supone una nueva forma de entender y afrontar el futuro inmediato de la para para con la preservación y mejora del medioambiente.

Volvo asume las medidas adoptadas en el acuerdo durante la cumbre de París sobre el clima y establece que en 2040 el impacto de sus actividades sobre el entorno será cero.

Esto supone un nuevo planteamiento de la empresa que obligará a reformular desde la concepción de sus productos a su fabricación. Por eso, Recharge incluirá modelos nuevos y otros ya conocidos pero adaptados a esta filosofía como son los vehículos de la Serie 60 hasta el flamante e imponente SUV, tope de gama, el Volvo XC90.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5460
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
1,7 - 7,1150 - 26238 - 166

Ver todas las versiones del Volvo XC40 (32.650€ - 52.072€)