La presentación formal en octubre de uno de los SUV del año, la versión como Volvo XC40 eléctrico, aumenta el interés por un modelo de éxito

El primer Volvo eléctrico será uno de los modelos de mayor éxito de la marca de los últimos tiempos. Sin duda y si llega a tiempo, será uno de los mejores SUV de 2019.

Entre otros galardones recibidos, el que fuera elegido como mejor coche del año 2018 será el encargado de abrir el catálogo de automóviles dependientes de la electricidad cien por cien de la marca sueca.

De momento, la información facilitada por Volvo nos invita a marcar en el calendario el día 16 de octubre, día que, finalmente y tras muchas especulaciones, el Volvo XC40 eléctrico será expuesto de manera oficial.

La arquitectura del nuevo Volvo XC40 eléctrico

Mientras, podemos ir haciéndonos a la idea de cómo es gracias a las fotos que avanzan la estructura de este coche que ha tenido que ser rediseñada debido a la eliminación del motor térmico en favor de uno eléctrico y la ubicación del acumulador energético.

Como es menester en la marca escandinava, las exigencias de seguridad son una condición primordial y, por ello, aseguran que este coche cumple con todas las exigencias en materia de protección de los ocupantes y de quienes se encuentren en el entorno próximo del Volvo XC40 eléctrico.

De hecho, para garantizar el aislamiento de la batería respecto del habitáculo en caso de accidente, el acumulador se encuentra protegido en una especie de coraza externa fabricada en aluminio.

Como se puede ver en el vídeo de anticipo, que muestra algunas tomas parciales de la versión definitiva que llegará a la línea de ensamblaje, en caso de choque o impacto lateral, la batería queda insertada en un armazón que evita su deformación.

Otro de los elementos que han sufrido un rediseño ha sido los ejes rodantes motrices con el fin de que, igualmente, en el supuesto de sufrir un choque, la energía del impacto se redistribuya de tal forma que reduzca la energía recibida por los ocupantes del Volvo XC40.

Avanzando hacia la conducción autónoma

Es menester en los Volvo de nuevo cuño incorporar, normalmente de serie, asistentes o elementos de seguridad de última generación. Además de la inclusión de los ya habituales ADAS, del inglés Sistema Avanzado de Asistencia a la Conducción que aumentan la seguridad y buscan reducir la siniestralidad, incorpora nuevos radares, sensores ultrasónicos y cámaras que podrán sentar la base de los futuros coches autónomos de la marca.

 

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5460
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
1,7 - 7,1150 - 26238 - 166

Ver todas las versiones del Volvo XC40 (32.650€ - 52.072€)