Volvo incluirá en sus futuros modelos un tren de potencia electrificado y de nuevo desarrollo. La marca sueca presentará también una gama de híbridos suaves.

Volvo se renueva en la movilidad eléctrica y sostenible. Siguiendo su estrategia y con una demanda bastante elevada, ha llevado a cabo una mejora en su capacidad de producción para poder abarcar hasta el 25% de su labor en híbridos enchufables de doble motor.

Con ello, la fabricante, espera que sus nuevos trenes motrices se conviertan en el nuevo estándar y alcanzar así, el objetivo de que todos sus vehículos sean electrificados en la próxima década.

Volvo: motores híbridos actualizados

Comenzando con la actualización de sus motores híbridos enchufables T6 y T8 Twin Engine. Volvo confirma que las opciones de plug-in estarán disponibles en todos su futuros modelos.

El híbrido T8 Twin Engine trae como novedad, aparte de sus 425 CV, una batería más avanzada y la nueva tecnología Brake By Wire o freno por cable. El nuevo tren motriz estará disponible para los modelos de las series 90 y 60.

Asimismo, el híbrido T6 Twin Engine, de menor cavidad, se combina tanto con la nueva batería como con la tecnología de frenado. Este se encontrará disponible en el familiar V60 y en el S60.

En estas renovaciones, destaca el sistema Brake By Wire. Una tecnología de frenado que interactúa con el sistema de recuperación de energía, reduciendo así el consumo y las emisiones durante la detención.

Renovación de los nuevos modelos Volvo

Volvo renovará toda su gama de coches con sistemas semihíbridos o híbridos enchufables. No obstante, todos sus motores diésel o gasolina incluirán un grado de electrificación, trayendo consigo la etiqueta ECO de serie.

Sin embargo, el motor híbrido T8 seguirá siendo el tope de gama pero complementado con la nueva determinación «B», anteriores «D» y «T», para diésel y gasolina. Estos motores de combustión interna incorporarán el sistema mild hybrid.

El primero en sufrir las consecuencias ha sido el Volvo XC90, que estará disponible bajo la marca B5 en diésel y gasolina, mientras que el B6 será únicamente para motores gasolina.

De la misma forma, y siguiendo el plan de extensión de estos nuevos motores, el Volvo XC60 es la siguiente víctima. El denominado B4 será motor diésel, el B5 diésel y gasolina, mientras que el B6 para gasolina.