Volvo Cars va a implantar unos nuevos asistentes para mejorar la seguridad de conducción y evitar el peligro en cualquier condición.

Volvo Cars es otro ejemplo de como la industria automovilística asume la responsabilidad activa en la lucha contra los accidentes de tráfico, mejorando o modificando el comportamiento de los conductores.

Una iniciativa que abre el debate sobre si los fabricantes tienen el derecho,o incluso, la obligación de instalar en los vehículos, sistemas que modifiquen el comportamiento de los usuarios y mejoren la seguridad del tráfico.

Volvo Cars y sus propuestas de seguridad

El fabricante sueco ha detectado una serie de problemas en la conducción, a los que mediante sistemas, busca ofrecerles una solución y potenciar más así el nombre y la involucración de la marca.

Volvo Cars Care Key

Care Key, permite a los propietarios de Volvo establecer un límite de velocidad para ellos mismos o para sus familiares y amigos. Este sistema vendrá de serie en todos los vehículos de la marca a partir del año 2021.

Permite limitar la velocidad máxima del vehículo antes de prestárselo a un tercero, como puede ser un joven inexperto o recién sacado su carnet. Asegurando así la confianza del propietario en términos de exceso de velocidad.

En consecuencia, Care Key surge por la idea propuesta por Volvo de que, a partir de 2020, limitará la velocidad máxima de todos sus vehículos a 180 km/h, lo que supone lanzar un mensaje inequívoco sobre los peligros de la velocidad.

Conducción mediante cámaras y sensores

Las cifras hablan por sí solas, casi el 30% de todas las muertes en la carretera estaban provocadas por conductores ebrios o despistados. Lo que supone un peligro tanto para el propio conductor como para los que circulan.

Para ello, Volvo Cars cree que la intoxicación y la distracción deben controlarse instalando cámaras y sensores que monitorean al conductor. Permitiendo que el automóvil intervenga si un conductor no responde ante las señales de peligro, y por lo tanto, corre el riesgo de sufrir un accidente.

Finalmente, esta limitación o detección por parte de las cámaras o sensores, alertan al servicio de asistencia Volvo On Call, donde reducen la velocidad del vehículo y lo estacionan de forma segura.

Volvo al igual que otras compañías, busca aprovechar las nuevas generaciones para incorporar nuevos sistemas y tecnologías. que mejoren la seguridad de todos.