Uno de los SUV Top 10 que demuestran que, apostar por la innovación y la evolución permite alcanzar cotas muy altas

El Volkswagen Tiguan, un SUV presentado allá por 2007, ha logrado durante el mes de enero batir una importante marca en cuanto a su producción. Tras 12 años presente en la cadena de montaje, a inicios del presente año se ensambló la unidad que hacía un total de cinco millones de Volkswagen Tiguan fabricados.

La saga del Volkswagen Tiguan

Como indicábamos, fue en 2007 cuando comenzó a fabricarse el Volkswagen Tiguan en la planta de Wolfsburgo. En ese primer año ya vieron la luz 120.000 unidades. La primera generación del Volkswagen Tiguan se produjo hasta el año 2015.

En consecuencia, en 2016 y, debido a la introducción en la fabricación de este modelo dentro de la plataforma modular transversal (MBQ) del grupo Volkswagen, apareció la segunda generación.

Un Volkswagen Tiguan completamente nuevo que, en 2017, vio como recibía una versión extendida en 22 centímetros de largo y con capacidad para hasta siete plazas que vendría a comercializarse como Volkswagen Tiguan Allspace.

Solo en 2018 y, gracias a la ampliación de la gama del nuevo Volkswagen Tiguan con su variante como Volkswagen Tiguan Allspace, la producción de este modelo logró establecer un total de 800.000 coches nuevos de estas dos versiones construidas.

El secreto del exito del Volkswagen Tiguan

El éxito comercial del Volkswagen Tiguan reside, desde el inicio de su comercialización, hace ya más de una década, en presentar un SUV compacto pero de amplias miras.

De inicio supuso una alternativa para quienes buscaban un SUV pero de dimensiones menores respecto del popular Volkswagen Touareg. Por lo tanto, se ofrecía una alternativa dentro de la marca ya que, por tamaño y configuración, se acercaba más a un vehículo compacto de carrocería elevada que a un vehículo con actitud de todoterreno como nos demostró el Volkswagen Touareg en su prueba.

La moda SUV ha ido creciendo a la vez que el Volkswagen Tiguan, tanto que, nuevamente, supo adaptarse a la situación y, gracias a la versatilidad de las plataformas de construcción, llegó una versión extendida capaz de albergar hasta dos personas más que la inicial.

Además, es un producto internacional. No solo porque se fabrica en cuatro fábricas situadas estratégicamente a lo largo y ancho del globo en China, Alemania, Méjico y Rusia, sino porque ha sabido ofrecer, según al mercado al que se dirigía, lo que los clientes de los SUV han visto en él como el coche ideal.

Desde las versiones más urbanas del Volkswagen Tiguan como el Volkswagen Tiguan Allspace a las que lucen los acabados R-Line, que ofrecen una estética más deportiva y un comportamiento más emotivo, pasando por la versión como Volkswagen Tiguan Offroad, que parte del acabado Advance, muestra un carácter más aventurero, de hecho, gracias a elementos como el paragolpes delantero off-road, tiene un ángulo de ataque de 24 grados, combinado con la tracción a las cuatro ruedas 4MOTION, muestran su versatilidad como Sport Utility Vehicle, es decir, como SUV.