Gracias al motor TSI de 2 litros turboalimentado, la tracción integral y el cambio DSG, el Volkswagen T-Roc R es el Golf R de los SUV

El Volkswagen T-Roc R es la demostración de cómo el mercado y la industria del automóvil se ha reinventado. Este nuevo todocamino se presenta como la versión deportiva del SUV compacto del que evoluciona hasta equipararse, en prestaciones, al compacto deportivo más extremo de Volkswagen.

Así, el Volkswagen T-Roc R es el hermano campero del Volkswagen Golf R, una variante de corte campera que esconde bajo la arquitectura de crossover un vehículo que adopta cualidades de compacto deportivo y de SUV, todo en uno.

Prestaciones de deportivo para un SUV compacto

De hecho, hablamos de un coche capaz de lanzarse en el sprint saliendo desde parado hasta los 100 kilómetros por hora en 4,8 segundos, un tiempo menor a 5 segundos que, hasta no hace demasiado tiempo, quedaba relegado para grandes deportivos de altas prestaciones.

Este hito lo logra gracias a contar con el portensoso motor TSI, de cuatro cilindros en línea, 2.0 litros, turboalimentado e inyección directa que produce 300 CV y 400 Nm de par.

El trabajo del bloque se dirige a las cuatro ruedas, a través de la intervención de una caja de cambios de tipo DSG de 7 velocidades, ajustada a las especificaciones de este coche, una motricidad gestionada gracias a la tracción 4Motion.

Para garantizar el reparto y la efectividad de la potencia generada por el motor, control de estabilidad electrónico (ESC) que puede ser desactivado. La dirección ha sido calibrada para ofrecer una respuesta acorde a su carácter como vehículo de corte deportivo y el chasis cuenta con una suspensión deportiva.

El consumo de gasolina, mixto, homologado, aún en ciclo NEDC, se sitúa en una media de 7,7-7,5 litros cada 100 kilómetros recorridos y unas emisiones de CO2 de 176-171 gramos cada km transitado.

Atractivo por dentro y por fuera

Pero, como coche y segmento de moda, el exterior equipa un kit estético propio donde aún se muestra la letra y emblema a extinguir de estas variantes ya que no aparece la nueva R que los modelos más deportivos lucirán.

Los paragolpes delantero y trasero, la parrilla frontal, las luminarias inferiores, las dobles colas de escape, de serie y, como opcional, un escape de titanio fabricado por Akrapovic que reduce en 7 kilogramos el peso del coche y que aumenta el atractivo del mismo gracias a un sonido más bronco.

En el habitáculo también aparecen elementos, dispositivos y comodidades propias de un SUV de altas prestaciones y que, aunque aún no se han facilitado el PVP para España, sí se ha fijado ya para el mercado alemán con un precio para el Volkswagen T-Roc R que parte desde 43.995 euros.

Desde el volante, con un par de levas tras él y el Digital Cockpit al fondo, hasta los pedales específicos así como los logotipos de la letra R salpicando el interior, diferencian este modelo de las versiones más modestas.

Igualmente, gracias al equipo multimedia, presidido por la pantalla táctil de la consola central de 8 pulgadas, se pueden gestionar las conexiones entre el vehículo y el entorno y, además, interactuar con los teléfonos móviles con sistemas operativos Android e iOS.

Entre los asistentes a la conducción, destacan el control de salida en pendiente y descenso, el asistente de mantenimiento de carril, el avisador de ángulo muerto o el asistente autónomo de frenada de emergencia.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5365
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
4,3 - 6,8115 - 190113 - 155

Ver todas las versiones del Volkswagen T-Roc (3.040€ - 39.860€)