El nuevo Volkswagen T-Cross se coloca como escalón de acceso a la gama SUV de la marca, por debajo del T-Roc. El crossover urbano se pone a la venta en verano de 2019.

Volkswagen ya tiene su “baby-SUV”. El nuevo Volkswagen T-Cross se ha presentado en sociedad al mismo tiempo en Amsterdam, Shanghai y Sao Paulo. Para poder comprarlo habrá que esperar a mediados de 2019, que será cuando se inicie la comercialización. Además de en América del Sur y en China, el T-Cross se fabricará en la factoría de Volkswagen en Navarra, España, de cuya línea de producción también sale el VW Polo. Aquí puedes verlo en vídeo.

El SUV más pequeño de Volkswagen

Para posicionar el Volkswagen T-Cross en el mercado, lo primero que hay que tener en cuenta son sus dimensiones: 4,11 metros de longitud. Utiliza la misma plataforma del Volkswagen Polo. Se coloca, por lo tanto, en la categoría de los SUV “pequeños”, entre los que sus principales rivales serán el Seat Arona, el KIA Stonic, el Hyundai Kona, el Renaut Captur, el Citroën C3 Aircross o el Ford Ecosport.

Volkswagen T-Cross

Volkswagen T-Cross

En Volkswagen, el T-Cross es el cuarto SUV de la gama. Por encima están el T-Roc, el Tiguan (y su versión Allspace de siete plazas) y el nuevo Volkswagen Touareg. Más adelante se ampliará la gama con un SUV eléctrico.

Los motores del Volkswagen T-Cross

Cuatro motores componen la oferta inicial en la gama T-Cross. La apuesta por la gasolina parece clara, con el 1.0 TSI de tres cilindros en versiones de 95 y de 115 CV, y el 1.5 TSI de 4 cilindros y 150 CV que estrenó en su día el Golf, y al igual que el 1.0 ya se utiliza en muchos modelos del grupo. Los tres incluyen filtro de partículas. Como única opción diésel se anuncia el 1.6 TDI de cuatro cilindros, que en el T-Cross rinde 95 CV.

Volkswagen T-Cross

El Volkswagen T-Cross por dentro

Con una distancia entre ejes de 2,56 metros, el T-Cross ofrece un interior muy bien aprovechado en relación a su tamaño exterior. Está homologado para cinco pasajeros, y cuenta con una funcionalidad que todavía no es muy común en la categoría. La banqueta trasera puede deslizarse longitudinalmente 14 centímetros, favoreciendo el espacio para las piernas de los pasajeros, o el destinado al equipaje.

Volkswagen T-Cross

La capacidad del maletero varía así entre los 385 y los 455 litros, una cifra muy buena, y puede ampliarse a 1.281 litros abatiendo los respaldos de los asientos traseros, lo que deja una superficie completamente plana. Precisamente estas virtudes, espacio interior y maletero, pueden hacer preferible un T-Roc a un Polo, e incluso ser una alternativa a un Golf en algunas versiones, dependiendo del precio.

Volkswagen T-Cross

Volkswagen anuncia prácticamente las mismas posibilidades de equipamiento en lo referido a sistemas de ayuda a la conducción o equipos multimedia que para su hermano mayor, el T-Roc. Habrá tres niveles de acabado, base, Advance o Sport. Y no faltarán los paquetes R-Line, ya habituales en Volkswagen.

Volkswagen T-Cross

Así, en función de la versión elegida, o bien recurriendo a la lista de opciones, el T-Cross podrá contar con faros led, dos tipos de pantalla táctil, sistema de recarga inalámbrica para teléfonos móviles, control de crucero adaptativo, park assist, o detector de presencia en el ángulo muerto con asistente de tráfico trasero integrado.

Galería de imágenes Volkswagen T-Cross

 

 

 

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5358 - 385
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
4,9 - 5,195 - 115111 - 115

Ver todas las versiones del Volkswagen T-CROSS (19.000€ - 25.310€)