Los nuevos VW Golf GTI y GTD 2020 se presentan sin sorpresas: más digitalizados y eficientes que nunca, pero tan deportivos como siempre.

Volkswagen presenta en el Salón de Ginebra de 2020 las tres versiones “GT” de la octava generación del Volkswagen Golf: los nuevos Golf GTI, Golf GTD y la versión híbrida enchufable, el Golf GTE.

Recordemos que estas versiones han alcanzado ya la categoría de mito en la categoría, una saga que se inició con el Golf MK1 en 1976, al que siguió el primer GTD en 1982, y la primera versión GTE híbrida enchufable en 2014.

El diseño de los nuevos VW Golf GTI y GTD

Estéticamente, Volkswagen sigue la misma tónica que en generaciones anteriores: el nuevo Golf GTI y el Golf GTD se diferencian lo suficiente del resto de la gama, pero sin estridencias. Destacan el grupo de cinco luces LED antibiebla formando una X, a los lados en la amplia toma de aire inferior que hace las veces de rejilla del radiador. También se añade una característica tira de luz LED que une los faros, justo por debajo de la línea del capó.

 

Aparte del diseño de las llantas, que pueden ser de hasta 19 pulgadas, y de los respectivos anagramas GTI y GTD, la diferencia principal entre el gasolina y el turbodiésel está en las salidas de escape. El GTI luce dos salidas de escape circulares cromadas situadas una a cada lado, mientras que en el GTD hay una única salida doble en la parte izquierda. Los dos modelos incorporan faldones laterales y un spoiler de techo, así como un difusor trasero.

Galería de imágenes VW Golf GTI 2020

Un interior digitalizado

En el interior, los nuevos Golf GTI y GTD también se distinguen claramente al conservar rasgos típicos de estas versiones, como el clásico patrón de cuadros utilizado en la tapicería de los asientos, en tonos gris y negro para el GTI, y gris y rojo para el GTD.

Una de las nuevas señas de identidad es el volante multifunción de tres radios, ahora con controles táctiles. También llega el denominado Innovision Cockpit, una al que Volkswagen se refiere como una fusión entre la instrumentación digital tope de gama, el Digital Cockpit de 10,25 pulgadas, y el sistema multimedia Discover Pro con pantalla de 10 pulgadas.

Es de serie en el GTE, y opcional para los GTI y GTD, que equipan de serie la versión básica del Digital Cockpit con una única pantalla, y el sistema multimedia Composition con pantalla de 8,25 pulgadas.

Entre los muchos nuevos detalles, el botón start/stop para la puesta en marcha se ilumina en color rojo una vez que el conductor accede al interior y cierra la puerta. Una “invitación” a la acción…

Los motores del VW Golf GTI y el VW Golf GTD

Bajo e capó del nuevo Volkswagen Golf GTI no encontramos ninguna sorpresa. El motor 2.0 turbo de inyección directa sigue siendo de lo mejor de su categoría. Aquí rinde ahora de serie 245 CV y un para máximo de 370 Nm. Se asocia a un cambio manual de 6 marchas, y opcionalmente puede llevar el DSG de doble embrague con 7 velocidades.

En cuanto al GTD, más de lo mismo: ¿para qué cambiar un motor que sigue dando tan buen resultado? El 2.0 TDI anuncia 200 CV y un par máximo de 400 Nm, y está equipado con el sistema de doble catalizador SCR y doble inyección de AdBlue, para reducir las emisiones. La transmisión es siempre a través de un cambio DSG de 7 marchas.

Para el chasis, además de la puesta a punto específica de las suspensiones, Volkswagen utiliza por primera vez el denominado Vehicle Dynamics Manager. Se trata de un sistema de control dinámico de la conducción, que actúa tanto sobre los amortiguadores de dureza variable (opcionales) como sobre el diferencial electrónico XDS. El objetivo es permitir un mayor rango entre un comportamiento deportivo y un ajuste más orientado al confort.

Galería de imágenes VW Golf GTD 2020