El uso de un ordenador cuántico permitirá calcular de forma precisa los tiempos de los trayectos y gestionar el volumen de tráfico en taxis y autobuses.

El Grupo Volkswagen avanza en su progreso del uso de ordenadores cuánticos de cara al futuro. El desarrollo de este nuevo algoritmo se ha enfocado al transporte de las grandes ciudades, como en taxis y autobuses. La idea del fabricante alemán es probar este guarismo en la ciudad de Barcelona.

Por otro lado, el gran objetivo del Grupo Volkswagen es crecer en la utilización de los ordenadores cuánticos para el desarrollo de aplicaciones en favor de la empresa. Además, el fabricante alemán ve “posibilidades” para aplicar estos conocimientos en la “infraestructura de tráfico” y en la “interconexión de vehículos” en el desarrollo de la conducción autónoma de automóviles.

Volkswagen Touareg

Una mejor gestión del transporte público

“Las empresas de taxi y transporte público están muy interesadas en gestionar sus flotas de forma eficiente”, comenta Florian Neukart, Científico Principal en el CODE Lab de Volkswagen, en San Francisco. La idea de la marca alemana es reducir el tiempo de espera para los usuarios y gestionar de mejor manera el tráfico en las grandes ciudades gracias al empleo de ordenadores cuánticos. Asimismo, Florian Neukart explica que “la computación cuántica” puede conllevar un gran impacto en el mundo de los negocios y en el día a día de las personas.

Respecto a la utilización de esta herramienta desarrollada junto a D-Wave, esta tecnología permitirá que este guarismo gestione el tráfico, la demanda de transporte y el tiempo invertido en los viajes de manera más precisa. El plan de ambas compañías es presentar este proyecto conjunto en el WebSummit de Lisboa.

volkswagen touareg 2018

Computación cuántica: un impacto en el día a día de las personas

Estos sistemas se sirven de los datos de movimiento de los teléfonos móviles o de los transmisores de los automóviles. A partir de ordenadores tradicionales, calculan la cantidad de tráfico y el número de agentes involucrados. En ese momento, el uso de un algoritmo permite fijar los denominados “puntos de demanda” para proveer de transporte a todos los usuarios.

Según confirma el Grupo Volkswagen, esto permitiría ajustar los recorridos del transporte público en momentos específicos del día. Algunos de estos ajustes supondrían que los autobuses recorrerían una menor distancia “sin pasajeros”, habría mayor cantidad de transporte en “zonas de alta demanda” o los tiempos de espera para los usuarios se harían más cortos.