Volkswagen ha retocado las cifras de emisiones de CO2 de varios de sus modelos, incluidos el Polo, Golf, Passat y Touareg. El objetivo de la marca alemana es ofrecer datos de emisiones más precisos y ajustados a una conducción real.

Tras verse obligado a pagar 14 billones de euros a los clientes afectados en Estados Unidos por el escándalo de emisiones de 2015, Volkswagen ha anunciado que retocará las cifras de emisiones de CO2 de varios de sus modelos. Entre los vehículos que recibirán cambios en su hoja de especificaciones se encuentran el Polo, Golf, Passat, Bettle, Jetta, Sharan y Touareg. Volkswagen ha querido modificar dichos datos con el fin de ofrecer cifras más precisas, contrastadas y ajustadas al uso real de sus vehículos.

La marca alemana también ha querido dejar claro que “dichos cambios no tendrán impacto alguno en las figuras de consumo”, según afirmaba uno de sus portavoces.

Entre los modelos que reciben alteraciones se encuentra el Golf 1.6 TDI con cambio manual, que antes registraba unas emisiones de 99gr/km y ahora pasa a 103gr/km. Por su parte, el Polo 1.0 MPI pasa a emitir 108gr/km frente a los 106gr/km previos.

Por el contrario, algunos modelos como el Tiguan S o el Touran 2.0 TDI 150 DSG han visto reducidos sus figuras de emisiones de CO2.

El doctor Barnes, investigador sénior en gestión de la calidad del aire en la Universidad de West England, ha querido aportar su visión tras la noticia.

“Es normal que las compañías de coches adapten sus figuras de CO2. No significa que haya habido ninguna irregularidad por parte de Volkswagen sino que tratan actuar desde la cautela”.

Fuente: Autocar