Conducir a dos ruedas siempre entraña un gran peligro, pero lo del siguiente video va un nivel más allá.

Ponerse a dos ruedas es una práctica peligrosa, poco eficaz pero que por desgracia bastante popularizada. Hay conductores que intentan aguantar en esta posición el máximo tiempo posible, otros prefieren coger velocidad y algunos incluso toman curvas en esta complicada situación, pero lo del siguiente video es simplemente de otro planeta.

El conductor del siguiente todoterreno no solo se pone a dos ruedas en mitad de la autopista y con todo el tráfico en circulación, también da bandazos de lado a lado de la calzado sin apenas aposentar las cuatro ruedas sobre el asfalto. La destreza de este hombre es indudable, como también su alto grado de imprudencia y la de los pasajeros que salen por la ventana mientras el conductor elabora las respectivas piruetas.

Loco a dos ruedas

Estamos ante un verdadero maniaco de la conducción, aunque cuesta no apreciar la increíble habilidad de este hombre para realizar una maniobra tan complicada. Esperemos que reciba una dura sanción por sus actos, no olvidemos que en el video pone en peligro la integridad de muchas personas. Ponerse a dos ruedas es una práctica que debería estar únicamente limitada a los circuitos cerrados.