Si estás pensando en deshacerte de tu coche, no te pierdas esta guía sobre cómo vender tu coche de segunda mano de manera rápida y satisfactoria.

Vender un coche de segunda mano puede llegar a ser una tarea muy laboriosa si no se hacen las cosas de manera correcta y, además, es posible que si no lo hacemos bien, acabemos perdiendo dinero.

En Top10motor ya te hemos dado 10 consejos para comprar un coche de segunda mano, te hemos contado cuáles son los coches de segunda mano más fiables del mercado e incluso te hemos propuesto las mejores opciones para comprar un SUV de segunda mano o para hacerte con un coche híbrido de segunda mano.

Hoy vamos a centrarnos en la parte del vendedor, es decir, quieres vender tu coche y, si puede ser, que sea de manera rápida y sencilla. Si quieres que todo el proceso sea lo menos tedioso posible, te recomendamos que sigas todos nuestros consejos para vender tu coche de segunda mano.

Publica un buen anuncio

El anuncio es la primera imagen que van a recibir los potenciales compradores del coche de segunda mano que quieres vender. Además, conviene que esta imagen esté en todos los escaparates posibles, por lo que es recomendable que lo cuelgues en todos los portales especializados que puedas.

Por ello, el primer paso es hacer unas buenas fotos tanto exteriores como interiores y centrarte especialmente en las partes del coche que peor están (roces, abolladuras o defectos de pintura en caso de que los tenga). Además, a la hora de hacer las de interior, no está de más poner fotos de las partes que sufren mayor desgaste, como por ejemplo el volante o el pomo del cambio.

Es muy importante que el anuncio conteste a todas las dudas que pueda tener el comprador acerca de tu coche, por lo que no sólo te tienes que limitar a poner el precio. Por tanto, un buen anuncio de un coche de segunda mano debe incluir el kilometraje, si tiene algún tipo de defecto mecánico, cuál ha sido su mantenimiento y todos los defectos que pueda tener.

Si tu coche tiene elementos que puedan entrar por los ojos y diferenciarlo de los demás (navegador, tapicería de cuero, techo solar…), no dudes en ponerlo. También se antoja imprescindible poner si nuestro coche cuenta con la ITV en regla, si los mantenimientos más importantes están hechos o el estado de los neumáticos.

Valora bien el precio que vas a pedir

Claramente el anuncio es la carta de presentación de tu coche, pero el precio es lo primero que va a entrar por los ojos al comprador. Debes encontrar el precio justo teniendo en cuenta la cotización de tu coche en el mercado de segunda mano, su estado y su kilometraje.

La manera más sencilla de hacerte una idea es buscar en los portales de segunda mano varios coches como el que pretendes vender y, si puede ser, con un kilometraje similar para comprobar cuánto están pidiendo.

Si consideras que tu coche está mucho mejor cuidado que el resto o que su kilometraje es especialmente bajo, no tengas problema en elevar un poco el precio. Pese a que probablemente tardes un poco más en venderlo, no debes regalar tu coche, por lo que como dicen las abuelas: “la paciencia es la madre de la ciencia”.

Muchas veces puedes ver anuncios en los que pone “precio negociable”. Esto lo dejamos a tu libre elección, pero sí lo vas a poner, es conveniente que pienses el precio por el que tú venderías el coche y en el anuncio lo subas un poco más. Es prácticamente lo mismo que poner el precio directamente, pero jugar con la psicología del comprador tampoco es malo, y si este piensa que te ha rebajado 300 euros el precio, seguramente se sienta mejor.

Procura que tu coche entre por los ojos

El comprador de un coche segunda mano sabe que no está comprando un coche nuevo, pero si consigues que tu coche parezca cuidado y con un buen mantenimiento, sin duda le va a llamar la atención. Pocos compradores van a seguir leyendo cuando se han encontrado con una lista interminable de cosas que hay que hacerle al coche. Por lo tanto, no escatimes si tienes que hacerle una revisión o cambiar los neumáticos, lo recuperarás a la hora de venderlo.

En caso de que tu coche tenga una avería más grande, tienes dos opciones: arreglarlo tú, aunque puede que no recuperes lo gastado, o dejarlo para el comprador. Por supuesto, en caso de que elijas la segunda opción, debes avisarle y tener en cuenta que el precio de tu coche será menor.

Deja que pruebe tu coche

Ha llegado el momento en el que el comprador ya ha pasado el filtro de tu anuncio y ha decidido ir a ver tu coche. El primer paso es tener claro que debes sacar a la luz los defectos de importancia que tenga tu coche y, en caso de que el comprador vea alguno que se te haya olvidado, no ocultarlo.

Al igual que te gustaría probar el coche si fueras a comprarlo, también al posible comprador de tu coche de segunda mano le gustará hacerlo. Además, si no tienes nada que ocultar y el coche funciona correctamente, es el argumento de compra definitivo. Eso sí, debes montarte con el comprador y recordarle que el coche sigue siendo tuyo, por lo que debe cuidar las precauciones.

Otra de las señales de transparencia que gusta a cualquier comprador es que te prestes a que este lleve el coche a una revisión pre-compra. Si el coche está en buen estado o ya has avisado de los defectos que tiene tu coche, no tienes nada que temer.

¿Qué pasa si decides vender el coche a un compraventa?

Si tienes mucha prisa por vender el coche por algún motivo, puede que esta opción sea la más recomendable. Sin embargo, también debes tener muy en cuenta que no vas a conseguir ni mucho menos el mismo dinero que conseguirías vendiéndolo a un particular.

Hay que tener en cuenta que un compraventa profesional vive de ello. Por lo tanto, estos se dedican a comprar coches por debajo de su valor para posteriormente hincharles el precio y venderlos más caros. Por lo tanto, que no te sorprenda si te compra tu coche por 5.000 euros y a las dos semanas lo ves anunciado por 8.000.

Por lo tanto, si no tienes prisa o la paciencia es una de tus virtudes, no te recomendamos para nada esta opción, puesto que perderás dinero.

Si después de todos estos pasos, la venta de tu coche ha llegado a buen puerto, te queda el siguiente paso, el de los papeleos. Por ello, no te pierdas nuestra guía sobre los trámites que se debes seguir para comprar y vender un coche.