A pesar de las restricciones al vehículo diésel, algunas marcas como Audi o Mercedes ya ofrecen coches diésel con etiqueta ECO. Y vendrán más.

El objetivo de los gobiernos e instituciones supranacionales aboga por una transición energética a medio plazo. Los principales afectados por esta decisión son los motores de combustión (vehículo diésel y gasolina), que tienen el 2040 como año de caducidad en nuestro país. Sin embargo, algunos fabricantes han encontrado la manera de disminuir las emisiones contaminantes con estos mismos motores. La tecnología ‘mild-hybrid’ o los coches híbridos enchufables (PHEV) junto a motores térmicos son algunas de las soluciones a corto plazo.

La tecnología ‘mild-hybrid’ da acceso a la etiqueta ECO

Muchas marcas han decidido dar el paso a la electrificación de sus gamas. No obstante, esta decisión aún encuentra distintos inconvenientes: autonomía reducida, escasez de puntos de recarga, alto coste, precios elevados… A pesar de que el gran objetivo de la industria del automóvil es el desarrollo de coches no contaminantes, los avances están por llegar.

 

Sin embargo, la motorización térmica todavía tiene cierto recorrido por delante. Algunas firmas como Audi o Mercedes han instalado en sus vehículos diésel la tecnología ‘mild-hybrid’. Esto supone que el vehículo diésel recibirá la etiqueta ECO, aunque existen algunas excepciones de coches Mild-Hybrid que no han logrado ser homologados, al menos todavía, para contar con este distintivo. De esta manera, podrán utilizarse en episodios de alta contaminación o acceder al centro de las grandes ciudades.

Los modelos de Audi y Mercedes ‘mild-hybrid’ con etiqueta ECO

Audi ha desarrollado hasta seis modelos ‘mild-hybrid’ que cuentan con el distintivo ambiental ECO. El primero de ellos, en formato SUV, el Audi Q8 cuenta con el motor 50 turbodiésel de seis cilindros y 3.0 litros. Esta unidad de potencia es capaz de producir 286 CV y 600 Nm de par motor. Además, Audi sacará al mercado el modelo 45 TDI y 231 CV de potencia durante la primera mitad de 2019.

Audi A4 2019

Otros de los modelos son los Audi A4 y A5. Estas berlinas alemanas ofrecen la posibilidad de montar un motor diésel junto a la tecnología ‘mild-hybrid’ en algunas variantes. Sin embargo, el Audi A4 solo está disponible en algunas de sus versiones. El precio se encuentra entre los 34.000 y 35.000 euros con motores 2.0 TDI de 122 CV de potencia.

Otro de los vehículos más accesibles es el Audi A5, disponible desde 41.620 euros en su versión Sportback y Coupé. Los vehículos restantes, los Audi A6, A7 y A8, se encuentran por precios superiores a los 64.000 euros e, incluso, que superen los 100.000 euros como el Audi A8.

Nuevo Mercedes AMG 53 y Clase E

Mercedes es la otra firma que ha desarrollado esta tecnología ‘mild-hybrid’.  La instalación de estos motores eléctricos se pueden encontrar ya en la gama AMG en la clase CLS y clase E. El Mercedes-AMG CLS 53 se ofrece en su versión Coupé desde 70.650 euros, mientras que los clase E están disponibles en sus versiones Coupé y Cabrio desde 51.100 euros. De momento no hay opción de diésel mild-hybrid, pero Mercedes sí tiene diésel con etiqueta cero, como veremos más adelante. Son modelos híbridos enchufables.

Las excepciones y los vehículos que están por llegar

Audi y Mercedes no han sido las únicas marcas en desarrollar e implementar esta tecnología en sus vehículos. Hyundai y Kia son otras de las marcas que han instalado pequeñas unidades de potencia eléctrica junto a motores diésel. Sin embargo, las firmas asiáticas no han conseguido que sus automóviles se cataloguen con la etiqueta ECO. Estos modelos surcoreanos con ‘mild-hybrid’ son los siguientes:

  • El Kia Sportage ofrece una motorización 2.0 CRDi turbodiésel de 185 CV de potencia y tracción a las cuatro en dos versiones distintas. La primera de ellas tendrá transmisión manual de seis velocidades y un precio desde 34.340 euros. Por otro lado, la segunda variante recibe una caja de cambios automática de ocho velocidades y un precio disponible desde 36.440 euros.
  • El Hyundai Tucson cuenta actualmente con un motor 2.0 CRDI de 186 CV de potencia, disponible desde 41.265 euros. No obstante, durante la primera mitad de 2019, el fabricante asiático sacará al mercado el motor diésel 1.6 con dos versiones: 115 CV y 136 CV de potencia.

hyundai tucson 2019

Asimismo, Hyundai prepara el aterrizaje al mercado de la versión ‘mild-hybrid’ del Santa Fe. De esta manera, el fabricante surcoreano conseguirá un segundo modelo con este tipo de tecnología. No obstante, al igual que sucede con el Hyundai Tucson, no disfrutará del etiquetado ECO.

Vehículo diésel híbrido enchufable con etiqueta CERO

Otra de las opciones que las marcas han desarrollado es el vehículo híbrido enchufable (PHEV). Para que estos automóviles sean catalogados como PHEV, estos deben tener una autonomía superior a los 40 kilómetros en modo eléctrico. Además, la DGT identifica este tipo de automóviles con el distintivo ambiental CERO. En este formato destacan el Audi Q7 e-tron, yl os nuevos Clase C y Clase E de Mercedes, en sus versiones 300 de.