Si utilizas Carsharing, podrías tener más posibilidades de llegar a contraer el Coronavirus. Hoy te damos algunos consejos para prevenir el contagio.

A medida que pasan las semanas, aumentan los contagios del famoso virus por todo el mundo. Pese a las medidas de prevención y a los exhaustivos controles de seguridad en zonas tan delicadas como aeropuertos o fronteras, este mal no parece sino expandirse más rápido a cada día que pasa.

El Carsharing es un medio de movilidad muy popular en las grandes ciudades, y por ello, también es compartido por muchos conductores a lo largo del día.

Un virus difícil de detectar

Uno de los peores aspectos del virus es su difícil detección. Puedes no presentar sintomas durante semanas e incluso meses, por eso, las medidas de prevención, son y serán siempre la mejor arma para prevenir contagios.

Como ya hemos comentado, a diario miles de conductores utilizan los servicios que ofrece el Carsharing, y la posibilidad de exponerse al virus en el interior de estos habitáculos, por pura estadística, es mayor a la de seguir tu rutina habitual.

Por ahora, el mejor consejo que podemos darte es intentar no utilizar estos servicios, y también evitar el transporte públicos, sin embargo, si ninguna de estas es una opción, o si quieres continuar utilizando este servicio, aquí van varios consejos que debes conocer.

Utiliza guantes: esta es una muy buena medida de prevención. Con unos buenos guantes de cuero o guantes que no dejen transpirar elementos del exterior, podrás cubrir un área muy sensible de contagio, como son las manos, y más si estas están tocando un volante, el cual, suele ser uno de los elementos con mayor riesgo de infección del vehículo, especialmente cuando este se comparte por cientos de personas.

Lleva una mascarilla de calidad: intenta conseguir una mascarilla de calidad. No vale con las típicas de hospital que se usan por ejemplo, durante una cirugía. Necesitarás mascarillas de calidad, que no permitan filtrar el aire contaminado del exterior.

Utiliza otros servicios de carsharing: una gran alternativa son las motos eléctricas, en estas también te recomendamos que uses guantes, sin embargo al no disponer estas de un habitáculo cerrado, no quedarán residuos del virus en el interior.

Evita en la medida de lo posible que tu piel contacte con parte del habitáculo: esto se puede solucionar llevando ropa que no permita dejar que la piel roce o toque zonas como el asiento. Respecto a la cabeza, esto ya es más complicado, llevar una gorra podría resultar de cierta ayuda, aunque la mejor prevención es no apoyar la cabeza en el reposacabezas. Lo mismo pasaría con el reposabrazos.

Por supuesto, aparta de estas medidas de prevención, es importante que sigas los consejos establecidos por la OMS de higiene personal y prevención del virus. Al final si todos nos preocupamos en colaborar, el virus acabará desapareciendo, aunque nos lleve mucho tiempo.