Es cierto que la tracción a las 4 ruedas es un factor muy importante que ayuda en terrenos y condiciones adversos. Sin embargo la temeridad y la confianza pueden convertirse en tu peor enemigo…

Perder tracción en un terreno mojado es una pesadilla para cualquier conductor. Provocar esa misma situación a propósito es todavía peor. El conductor protagonista de el vídeo que os presentamos hoy peca en esta faceta y acaba sufriendo un accidente.

No sabemos por qué, pero por algún motivo, algunas personas piensan que el hecho de disponer de un coche con tracción a las cuatro ruedas es un seguro en cualquier tipo de terreno, situación o velocidad.

Jeep Cherokee 2019

De hecho, si un vehículo con 4×4 pierde tracción, lo harán sus cuatro ruedas a la vez y es literalmente imposible para el conductor hacer algo al respecto para salvar una situación así, y más si tenemos en cuenta que el terreno está mojado.

El protagonista de nuestro del vídeo es un Jeep Cherokee blanco, que de pronto pasa de ir conduciendo en línea recta a cruzar todos los carriles para acabar estampándose con un semáforo:

Pese a que este tipo de accidentes suelen tener una clara explicación razonable detrás, la historia de este en particular, es, cuanto menos, curiosa. Según el conductor accidentado, había dos coches más justo detrás suyo que parecían descontentos porque él iba respetando los límites de velocidad, y ellos querían pasarle a cualquier precio.

Atribuye pues, el hecho de los nervios causados por los otros conductores lo que provoca su accidente. Curiosamente, su historia no parece encajar en base al vídeo donde no parece haber ningún tipo de situación peligrosa.

Nosotros pensamos que la verdadera razón del siniestro es un claro caso de un adelantamiento imprudente en un terreno mojado. El Jeep se arriesgo a adelantar en el último momento cuando se percató de que el semáforo estaba en rojo, lo que provocó una situación de peligro que motivó un frenazo el cual hizo que el vehículo perdiese tracción y no pudiese controlar su vehículo en condiciones así.

Hacer esto en seco es también una imprudencia, pero cualquiera con experiencia conoce los peligros de conducir el coche en mojado, especialmente cuando vas rápido.