En el vehículo viajaban el conductor y un pasajero que contrató el servicio de Uber. A pesar de la gravedad del accidente, no hubo ningún muerto. Un auténtico milagro…

Un coche registrado en el servicio de Uber ha sufrido uno de esos accidentes que parecen sacados de una película de acción. El conductor, que estaba trasladando a un pasajero, perdió el control antes de que su camioneta impactase con hasta dos surtidores de una gasolinera. El impacto provocó la explosión instantánea del propio vehículo, pero milagrosamente, nadie murió en este accidente…

Este terrible suceso tuvo lugar en la ciudad de Seattle (EEUU) y fue grabado por una de las cámaras de seguridad de la estación de servicio. Aunque la policía no haya dado demasiados detalles sobre el incidente, varios testigos declararon que el Nissan Xterra (vehículo de Uber) circulaba a gran velocidad cuando impactó contra un Honda Accord, lo que ocasionó el grave desenlace que después tuvo lugar en la gasolinera. Aunque también hay quienes sospechan que el coche de Uber pudo haber sufrido un pinchazo justo antes del accidente.

Tanto el conductor como el pasajero del vehículo de Uber salieron prácticamente ilesos, lo cual viendo las imágenes parece un auténtico milagro. No tuvo la misma suerte el conductor del Honda, quien sufrió heridas de carácter medio.