Si vas a comprar o vender un coche, tienes que hacer una serie de trámites, por lo que si no los conoces, te los explicamos paso por paso.

Comprar un coche es un momento muy especial, puesto que aunque no sea nuevo, al fin y al cabo para ti lo es, por lo que aunque no huela a recién sacado del concesionario, lo estás estrenando. El mercado de coches segunda mano procedente de particulares es enorme, por lo que tienes una gran variedad para elegir y, a menos que estés buscando algo muy especial, será muy difícil que no encuentres alguna unidad que te guste. Además, si estás buscando un todocamino, no te pierdas nuestro top de los mejores SUV de segunda mano.

Por el contrario, si estás pensando en vender tu coche, puede que tanta ilusión no te haga, puesto que para muchos supone deshacerse de un compañero de vida. Sin embargo, un clavo saca otro clavo, por lo que las penas se quitan comprando otro, y si puede ser, mejor que el anterior.

Si quieres ahorrarte el pico que se lleva un compraventa por venderte el coche, lo mejor es que hagas unas buenas fotos y las cuelgues en varios portales especializados y, una vez que tengas comprador, sigas nuestros consejos.

Pues bien, a la hora de hacer cualquiera de las dos cosas, debes tener en cuenta que tienes que seguir una serie de trámites para poderlo hacer de manera correcta y segura. Por ello, vamos a darte algunos consejos para comprar y vender un coche.

¿Qué debes hacer cuando compras un coche?

Una vez que tu búsqueda ha concluido y has encontrado la unidad perfecta para ti, lo primero que debes hacer es comprobar que todo está en orden. Por lo tanto, debes comenzar por revisar si el vendedor está al corriente de todos los pagos.

Lo primero es el impuesto de circulación y comprobar que tenga la ITV pasada, a menos que lo compres sabiendo que no la tiene por algún motivo y seas tú el que se encargue de pasarla. Cuidado con este punto: vigila que el coche esté estrictamente de serie o, si por el contrario tiene algún accesorio puesto a posteriori, comprueba que esas modificaciones figuran en la tarjeta técnica. Esto es algo imprescindible, puesto que de no ser así, te tocará buscarte la vida para homologar los accesorios, una tarea que se puede convertir en una pesadilla (además de no ser nada barata).

Comprueba también los kilómetros y la antigüedad del coche. No huyas de los kilometrajes elevados, puesto que si el coche está bien cuidado, puede que tenga mucha más vida que uno que tiene pocos y su mantenimiento no ha sido el correcto. Además, debes pedir el libro de mantenimiento para revisar cuando si se le han hecho las revisiones en su momento.

Algo muy recomendable es que pidas un informe de vehículo mediante la página Carfax. Te costará 12 euros y en él podrás comprobar si tiene alguna multa, una orden de embargo e incluso cuántos dueños ha tenido anteriormente.

Una vez que hayas hecho todos los pasos anteriores y hayas comprobado que el coche está completamente en regla, debes sacar una plantilla de un contrato de compra/venta que puedes sacar de internet e imprimirlo en casa. Una vez hecho esto, debes completarla con la identificación completa tanto del vendedor como tuya (nombre, apellidos, DNI y dirección). Lo mismo debes hacer con el coche, por lo que debes poner marca, modelo, matrícula, precio, plazo de entrega y forma de pago. Una vez relleno el impreso, ambas partes deben firmarlo para mostrar su conformidad.

A continuación, debes hacer el cambio de titularidad en tráfico, lo que te costará 54,60 euros (los precios suelen variar anualmente). Normalmente, es el comprador el que se hace cargo de esto, aunque no hay ninguna ley escrita, por lo que queda a tu cargo negociar con el vendedor para que lo haga él. Tienes 30 días para solicitar la transferencia o en su defecto, la renovación del permiso de circulación.

¿Qué documentos debes presentar para hacer el cambio de titularidad?

Para hacer el cambio de titularidad debes presentar los siguientes documentos:

  • Solicitud de transmisión de vehículos.
  • Fotocopia y documento original del DNI o el documento acreditativo para extranjeros.
  • Permiso de circulación del coche.
  • Justificante de pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales pagado en la Comunidad Autónoma. Este impuesto es de alrededor del 4% sobre el precio de venta. Podrás abonar este impuesto en cualquier dependencia recaudatorio dependiente de la Comunidad Autónoma en la que vivamos.

En caso de que no puedas hacer tú todos estos trámites y tenga que presentarlos otra persona, debe llevar su propio DNI y una autorización tuya que afirme que lo está haciendo bajo tu consentimiento. Si has completado todos estos pasos satisfactoriamente, sólo te queda lo más doloroso: pagar el coche al vendedor y, a partir de ahí, disfrutar de tu nueva adquisición.

¿Qué debes hacer cuando vendes tu coche?

Después de haber hablado con mil y un posibles compradores y, seguramente, más de un mareante, por fin has dado con alguien realmente interesado. Antes de comenzar todo el proceso, no olvides que tienes que tener pagado el impuesto de circulación, que la documentación del coche está en regla y, si puede ser, que el coche tenga la ITV pasada (en caso de que el coche tenga más de 4 años).

Hecho esto, puede que seas tú el que se tenga que encargar de imprimir el contrato de compra/venta. Por ello, te recordamos que debes completarlo con tu identificación completa y la del comprador (nombre, apellidos, DNI y dirección) y con todos los datos del coche que vas a vender (marca, modelo, matrícula, plazo de entrega y forma de pago).

En caso de que te encargues tú del cambio de titularidad, debes presentar tu DNI y una fotocopia del mismo. También debes llevar la identificación completa del coche (ITV y permiso de circulación) el último Impuesto Municipal de Vehículos de tracción mecánica y el contrato de compra-venta. Tienes 10 días para comunicar a tráfico la venta de tu coche.

Casos excepcionales

  • En caso de que el anterior dueño del coche haya fallecido, se debe presentar un documento en el que conste la adjudicación del vehículo por testamento o similares, además del impuesto de sucesiones.
  • Si el coche se compra/vende en Canarias, Ceuta o Mellilla, necesitas un certificado de aduanas que certifique que las obligaciones tributarias se han cumplido.
  • En caso de que el coche esté exento del impuesto de circulación (es el caso de los vehículos de autoescuela, VTC o taxis), será necesario presentar un justificante de esta exención.

Es recomendable que, si es posible, todos los trámites los hagan juntos el comprador y el vendedor, de modo que en caso de que falte algo, se pueda solucionar rápidamente. Tanto el coche como las llaves se entregan en el mismo momento en el que se paga al vendedor, por lo que no debes hacerlo ni antes ni después.