Inspirado en el Yaris del Mundial de Rallies, Toyota lanza una serie limitada del Toyota Yaris GRMN con 212 CV de potencia y un precio de 29.900 euros.

En Toyota se inspiran en su coche del Mundial de Rallyes para poner en el mercado el nuevo Toyota Yaris GRMN. En Renault hacen lo propio pero mirando hacia la Fórmula 1 para lanzar su nuevo Renault Clio R.S. 18. ¿Asistimos a un resurgir de los deportivos de bolsillo?

Toyota Yaris GRMN

Sea como fuere, el éxito de este pequeño “matagigantes” de Toyota no pilla de sorpresa. En principio, Toyota va a fabricar 400 unidades del Yaris WRX, y 200 para Japón, donde se comercializa como Vitz. A España sólo le tocan cinco, a un precio de 29.900 euros. Y está claro que se han quedado cortos: han durado menos que un caramelo a la puerta de un colegio. ¿Qué tiene el Yaris GRMN?

Motor de 212 CV y puesta a punto en Nürburgring

Pues para empezar, estamos ante un concentrado de tecnología de competición, formado por Toyota Gazoo Racing. Su motor 1.8 de gasolina, vitaminado con un compresor rotativo, ofrece nada menos que 212 CV de potencia. Una solución exclusiva, pues otros pequeños deportivos recurren al turbocompresor para conseguir altas cifras de rendimiento. El cambio es manual, y la fuerza del motor llega al asfalto a través de la ruedas delanteras.

Toyota Yaris GRMN

La segunda clave es su relación peso/potencia, pues los 212 CV del motor sólo tienen que mover 1.135 kg. Las prestaciones quedan aseguradas: 230 km/h de velocidad punta y 6,4 segundos para pasar de 0 a 100 km/h son palabras mayores.

Toyota Yaris GRMN

Por si fuera poco, el Toyota Yaris GRMN ha pasado la dura prueba del mítico Nürburgring. Y si un coche va bien en el circuito de Nordschleife, entonces va bien en cualquier circuito… y en cualquier carretera de curvas. Para ello, la versión más deportiva del Yaris cuenta con frenos de alto rendimiento, neumáticos Bridgestone Potenza RE050A en medidas 205/45-17, chasis reforzado, estabilizadoras más gruesas y amortiguación específica desarrollada por Sachs Performance.

Diseño del Toyota Yaris GRMN

En cuanto a su diseño, lo mejor es que te fijes en las fotos, porque el Toyota Yaris GRMN está lleno de detalles, inspirados en el Yaris WRC. Las llantas de 17 pulgadas están firmadas por BBS. Los paragolpes son exclusivos de esta versión, y el escape de salida central parece querer salirse del difusor. Los colores de guerra blanco, negro y rojo de Toyota Gazoo Racing aparecen en carrocería y techo para lograr un aspecto muy racing.

Toyota Yaris GRMN

Lo mismo sucede en el interior, con los asientos tipo baquet como punto principal de atención. Completan la dotación para un coche que no entiende de carreteras rectas el volante deportivo procedente del Toyota GT86, los pedales de aluminio y un cuadro de instrumentos específico, con la zona roja del cuentavueltas llegando ya a las 7.000 rpm.

Toyota Yaris GRMN