El nuevo Toyota GR Super Sport es el arma de la marca para competir en la nueva clase Hypersport del WEC. Lo más interesante es que, gracias al reglamento de la misma, habrá mínimo 20 unidades matriculables.

Cuando aún estamos con la resaca de la victoria de Fernando Alonso, Kazuki Nakajima y Kamui Kobayashi (Toyota Gazoo Racing) en las 24 horas de Le Mans, el fabricante ha publicado un vídeo de su próximo monstruo para el campeonato del mundo de resistencia.

El Toyota GR Super Sports ya fue anunciado el año pasado en la pasada edición de la mítica carrera celebrada en el circuito de LaSarthre. Este modelo está pensado para competir en la nueva clase Hypercar que previsiblemente se estrenará el año que viene. Recordemos que el requisito indispensable para poder competir en esta categoría será que haya un mínimo de 20 unidades de producción del prototipo presentados para la calle, es decir, al más puro estilo de los antiguos Grupo B del WRC.

Esto quiere decir que, gracias a esta novedad, podremos ver coches de Le Mans circulando por las calles. La unidad que vemos en el vídeo es la última versión de calle del modelo y se especula que monta un motor híbrido con tracción total que desarrolla unos brutales 986 caballos.

El Toyota GR Super Sport está en pleno proceso de desarrollo

Akio Toyoda, CEO de la compañía, no es el típico hombre de negocios que se encierra en los despachos. Él mismo ha querido supervisar el desarrollo de su próxima máquina, por lo que trabaja codo con codo tanto con los ingenieros como con Kobayashi, encargado de poner a punto el coche en el Circuito de Fuji.

Toyota no ha querido desvelar el bramido del motor que hay bajo el capó del su hipercoche, por lo que lo ha camuflado con una banda sonora que no sacia nuestras ganas de escuchar el coche. Por lo que se ha podido ver, hay dos prototipos del Toyota GR Super Sport: uno con un gran apéndice en el techo y otro sin él.

El reglamento en la nueva categoría Hypercar creada por la organización del WEC es que los coches no pueden superar los 750 caballos de potencia ni pueden marcar más de 1.100 kilogramos sobre la báscula. Los participantes pueden recurrir a la hibridación, aunque su motor eléctrico no puede tener más de 270 caballos.

La versión de producción será más potente que la de circuito

Esto quiere decir que la versión del Toyota  GR Super Sport destinado a las calles probablemente sea bastante más potente que el de competición. Se cree que el fabricante cogerá el motor de combustión del Toyota GR TS050 Hybrid Race, ganador el pasado fin de semana en La Sarthre, y se instalará en el nuevo modelo.

Esto quiere decir que el corazón que bombee gasolina será un V6 de 2.4 litros con dos turbos capaz de ofrecer 493 caballos. Tras ver las cifras de potencia del Aston Martin Valkyrie o del Mercedes-AMG One, no sería extraño que Toyota quiera que su nuevo hiperdeportivo esté por encima de los mismos. Esto quiere decir que sería fácil que el Toyota GR Super Sport superara los 1.000 caballos.

Si nos tomamos al pie de la letra la normativa del WEC, las marcas tendrán que fabricar las 20 unidades de producción de sus prototipos de competición en un periodo de dos años desde que pongan su coche en la parrilla de salida de las 24 horas de  Le Mans 2020. Por lo tanto, esto quiere decir que el Toyota GR Super Sport estará listo para pisar las calles en verano de 2022, por lo que todavía tienes dos años para seguir llenando la hucha.