¿Todavía crees que un coche 4x4 no necesita neumáticos de invierno?

¿Todavía crees que un coche 4×4 no necesita neumáticos de invierno?

¿Todavía crees que un coche 4×4 no necesita neumáticos de invierno?

Escrito por: Nacho Salvador    22 noviembre 2018     2 minutos

Los compañeros de Tire Rack muestran la diferencia real que existe entre un neumático convencional y uno de invierno en condiciones deslizantes.

Los compañeros de Tire Rack muestran la diferencia real que existe entre un neumático convencional y uno de invierno en condiciones deslizantes.

Durante el invierno, las condiciones en la carretera se vuelven más complicadas. El frío, la lluvia, la nieve o el hielo son algunos de los enemigos a los que los conductores deben enfrentarse. En este sentido, usar los neumáticos adecuados se convierte en algo vital. Para demostrarlo, los compañeros de Tire Rack han hecho un video en el que muestran cómo se comporta un neumático de invierno frente a uno “All-Season” (para todas las temporadas del año) en condiciones deslizantes. Si todavía crees que un coche con tracción a las cuatro ruedas no debería utilizar neumáticos de invierno en esta época del año, te recomiendo que prestes atención al video…

A partir del minuto 1:38 del video, los compañeros de Tire Rack realizan una serie de pruebas en una pista de patinaje con dos Toyota RAV 4 idénticos: los dos coches son 4×4, la única diferencia que existe entre ellos es el tipo de calzado: uno utiliza neumáticos de invierno y el otro “All-Season” o “todo tiempo”.

Más de medio segundo de ventaja en aceleración

Durante la primera prueba, aceleración de 0 a 19 metros, el coche con neumáticos “todo tiempo” tan solo fue capaz de recorrer dicha distancia en 3,7 segundos, mientras que el ejemplar con neumáticos de invierno hace lo propio en 3,1 segundos.

Casi 7 metros de diferencia en la frenada

Durante la prueba de frenada, queda aún más clara la diferencia de rendimiento que ofrece estos dos compuestos en condiciones deslizantes. La goma All-Season necesitó 17,3 metros para detenerse por completo, circulando previamente a una velocidad de tan solo 19 km/h. Para realizar la misma maniobra, el compuesto de invierno necesitó casi la mitad de distancia: 10,7 metros.

Neumáticos de invierno

Capacidad de tracción aumentada

La última prueba realizada entre estos dos coches sirvió para comprobar la tracción en las curvas de estos dos neumáticos. El primero (todo tiempo), se salió de la trayectoria de la curva, mientras que el primero pudo realizar la misma maniobra sin tocar ninguno de los conos.

Los compañeros de Tire Rack realizaron también las mismas pruebas con un Toyota Camry de tracción delantera. Los resultados fueron prácticamente idénticos, solo que este modelo si adolecía de cierta falta de tracción en la prueba de aceleración.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.