Pocos días después de que el Porsche Taycan se convirtiera en el eléctrico más rápido en Nürburgring, el Tesla Model S Plaid ha llegado para robarle el título.

Para variar, Elon Musk, CEO de Tesla, decidió crear revuelo en la que es su plataforma para dar comunicados oficiales a la sociedad, Twitter. El magnate estadounidense anunció que pondría un Tesla Model S en el asfalto del Nürburgring.

Esto habría pasado desapercibido de no ser porque pocos días antes, el Porsche Taycan se convirtió en el eléctrico más rápido en completar una vuelta a Nürburgring. ¿Casualidad? No lo creemos. Tenemos que aclarar que el Porsche Taycan es el eléctrico de calle más rápido en el célebre trazado alemán, y es que el vehículo eléctrico más rápido en Nürburgring es el Volkswagen ID-R.

El afán de competitividad del dueño y creador de Tesla le lleva a que quiera colocar siempre a su marca en lo más alto. Por ello, parece que estamos ante el inicio de la tercera guerra mundial o, lo que es lo mismo, la batalla entre Tesla y Porsche.

Bien es cierto que posteriormente supimos que el Tesla Model S llegaría a Nurburgring para formar parte de unas jornadas en las que el fabricante quiso probar futuros deportivos. Sin embargo, la compañía nunca da puntada sin hilo y sabemos perfectamente lo que pretende.

El Tesla Model S Plaid es el segundo integrante de la guerra Tesla vs. Porsche

Para batir el tiempo de Porsche Taycan, la compañía con sede en California ha creado el Tesla Model S Plaid, una versión más deportiva y prestacional de la berlina eléctrica. Además, no va a ser algo aislado, y es que el apellido Plaid va a empezar a denominar a las versiones más deportivas de la gama de Tesla a partir de ahora.

La compañía de Musk es toda una maestra en crear estrategias de marketing que mantengan a todos en vilo. Esta es una más, y es que ha conseguido que a todos los que nos gusta el motor –sí, aunque esto sean eléctricos- hayamos estado pendientes para ver en cuánto detenía el cronómetro el Tesla Model S Plaid.

Después de unos días en los que la incertidumbre ha sido máxima, ya tenemos un resultado, aunque hay que decir que no es oficial. El Tesla Model S Plaid tardó 7 minutos y 23 segundos en completar una vuelta a Nürbugring, aunque no ha conseguido por el momento ser un dato oficial, puesto que fue cronometrado manualmente por la revista alemana “Auto Motor und Sport”.

Por lo tanto, si lo comparamos con su archienemigo, el Porsche Taycan tardó 7 minutos y 42 segundos en completar un giro al infierno verde. Este tiempo fue suficiente para que el primer eléctrico de Porsche se convirtiera en el eléctrico más rápido en Nürburgring.

Sin embargo y, pese a que no hay nada oficial, el Tesla Model S Plaid ha rebajado nada menos que 19 segundos esa marca, por lo que le arrebataría el título a Porsche en tan sólo unos días. Si de algo estamos seguros, es que Porsche podría no haber dicho la última palabra con el Taycan en Nürburgring. Por lo tanto, como hemos dicho antes: la guerra está servida.