Es muy probable que nuestras peores sospechas acerca de la terrible parrilla delantera del nuevo BMW M4 se acaben haciendo realidad…

Hoy compartimos con vosotros un render del nuevo BMW M4, realizado por un usuario de Instagram llamado «ze.o.wt» donde podemos el que, casi con total seguridad, será el aspecto final del modelo.

Esta afirmación cobra fuerza, sobretodo cuando en varias fotos espía que se filtraron hace poco, pudimos ver la terrible decisión, por parte del constructor, de tener un frontal tan feo como este.

Para gustos colores… ¿no?

Al final, opinar de algo tan personal como el aspecto resulta algo muy personal, sin embargo, cuando algo salta tanto a la vista, como esta enorme parrilla con un diseño tan… bueno, dejémosolo ahí, nos cuesta imaginar que mucha gente aprecie este diseño.

El render que compartimos con vosotros hoy, quizás exagera un poco el producto final. Al fin y al cabo, como podéis ver en las fotos espía, la parrilla parece muy grande, sin embargo, quizás no tan horrorosa, gracias en parte a los motivos utilizados para darle personalidad.

También podemos disfrutar de un render de su zaga, mucho más correcta y que apuesta por el clasicismo de la marca, y es que muchas veces, es mejor quedarse con lo que funciona si la nueva propuesta, a todas luces, parece decepcionar a la mayoría del público.

Volviendo a la parte trasera del nuevo BMW M4, encontramos un diseño mucho más tradicional, con la ya clásica configuración de los 4 tubos de escape, esta vez, acompañados de un parachoques del mismo color que el del resto del vehículo.

Por supuesto, su rendimiento, prestaciones y en definitiva, su performance, seguirán siendo sobresalientes. Todos sabemos que pese a que el diseño sea algo controvertido, lo que nunca nos fallará en un BMW es su dinamismo y su calidad. Un prestigio obtenido a base de años con modelos sobresalientes.

Debajo del capó encontramos un motor de 3.0 biturbo que produce 473 CV de potencia, y que, según las últimas filtraciones, podría llegar a los 503 CV. En otras palabras, esperar potencia para rato.

Otra novedad muy interesante es que este M4 incorporará el famoso sistema x-Drive, muy común en modelos más grandes de la marca. Esto quiere decir, que de base, contará tracción total, sin embargo, este mismo sistema nos permitirá modificarla para gozar de la tracción trasera de toda la vida. Sinceramente, puestos a tener que elegir entre una de las 2, ¿por qué no quedarse con ambas?, sin duda, un punto a favor para BMW.

Esperemos sin embargo, que BMW modifique un poco el aspecto del nuevo M4 en su parte frontal, que como ya se pudo ver desde la presentación del prototipo hace ya tiempo, no le gustó a demasiada gente…