Te explicamos cómo es la manera correcta de poner las pinzas al coche cuando se queda sin batería y así evitar sustos o averías

Uno de los motivos más habituales por los que los servicios de asistencia acuden al auxilio de los automovilistas es porque no saber qué hacer si el coche se ha quedado sin batería.

Esa sensación de que tu coche ha muerto o, al menos, ha entrado en un estado de letargo profundo podría haber sido evitado, en algunos casos, siguiendo nuestros consejos para mantener en buen estado la batería del coche.

Pero también puede solucionarse con un cambio de batería o, de manera temporal hasta que se sustituya por una con carga completa, poniendo los cables que conecten ambos acumuladores o bien utilizando un arrancador.

Antes de poner los cables con las pinzas, asegúrate de que la batería está descargada. Utiliza un polímetro o buscapolos que confirme que el acumulador carece de electricidad.

En caso de que no sea posible, comprueba que los sistemas de iluminación u otros servicios como el equipo multimedia o la climatización no funcionan. Aún así, sé precavido y no toques ninguno de los polos de la batería.

Entonces llega el momento de poner en contacto a los dos coches, uno donante y el otro receptor de energía eléctrica. Un traspaso que puede hacerse mediante el uso de las famosas pinzas de la batería.

Instrucciones previas

En cualquier caso, el proceso ha de hacerse de una manera concreta para evitar problemas mayores tanto en el vehículo que cede la electricidad como en el que la recibe.

A pesar de lo que pueda parece, el primer paso no es pinzar los bornes de la batería con carga al azar y luego hacer lo propio en el coche con batería descargada.

Tampoco lo es conectar los cables a la batería del coche que va a donar energía y, después, llevar a cabo la misma acción en el receptor.

Cómo conectar la batería de dos coches

Por eso, la secuencia para poner las pinzas del coche correctamente es la siguiente:

  1. Apaga el coche que hará de donante y, en cualquiera de los dos vehículos, extrae las llaves del contacto.
  2. Localiza los polos positivos, señalados con el símbolo +, normalmente cubierto por una tapa o tapón siempre de color rojo, y los negativos -, cuyo color es el negro, de ambos acumuladores.
  3. Identifica los cables y sus pinzas correspondientes y dirígelos hacia cada uno de los bornes, respetando el tipo de carga, los positivos, de color rojo, y los negativos, de color negro, aún sin pinzar.
  4. Conecta la pinza roja en la batería descargada.
  5. Pinza el borne positivo del acumulador con carga.
  6. De nuevo, en la batería con carga, pon la pinza negra en el borne negativo.
  7. Ahora, faltará por conectar solo una pinza negativa. Esta debe conectarse a una pieza metálica como pudiera ser el chasis del coche, los tornillos de la torreta de la suspensión o cualquier elemento que fuera conductor pero no conectes la última pinza, la negra, al borne negativo de la batería descargada.
  8. Introduce la llave en el coche donante y arráncarlo. Entonces empezará a ceder la corriente. Espera un tiempo prudente, entre 5 y 10 munutos, para que el automóvil con la batería, hasta entonces, descargada haya recibido y acumulado carga suficiente.
  9. Pasado ese tiempo, accede al coche que recibe la energía y trata de arrancarlo.
  10. Si el coche en problemas ha conseguido volver a funcionar, es momento de recoger los cables y las pinzas.

Cómo desconectar las pinzas de la batería de un coche

  • Desconecta la pinza negativa que había sido sujetada a una pieza metálica del coche.
  • Haz lo mismo con la pinza negra que estaba conectada en el coche que ha actuado como donante.
  • Retira la pinza positiva del coche recepto.
  • Finalmente, desconecta la pinza roja del coche que ha permitido que el vehículo que se encontraba en un apuro pueda salir de él.

Qué hacer cuando se arranca un coche que estaba sin batería

A veces, por desconocimiento, por la situación o por creer que el problema ha sido resuelto, algunas personas apagan de manera inmediata cualquiera de los dos coches involucrados en el caso explicado sobre cómo poner las pinzas a un coche.

Esto puede provocar, de una parte, que el coche que ha cedido energía no se haya recuperado de la donación y que, el que ha recibido tal electricidad, no cuente con la carga suficiente como para volver a realizar la operación que supone más uso de energía, el arrancado.

Por eso, una vez que se ha procedido a arrancar un coche con pinzas de batería ninguno de los coches implicados ha de ser apagado.

De hecho, lo mejor es hacer unos cuantos kilómetros que aseguren la regeneración de energía, en el caso del que ha aportado la electricidad, y acudir a un taller o a una tienda con recambios de coche donde comprar y sustituir la batería del coche que había quedado descargada.