La marca china de vehículos eléctricos ha registrado un incremento en las entregas de su primer SUV, el ES8, desde su salto a bolsa en el mes de septiembre.

NIO, la marca de vehículos eléctricos asiática, anunció a la prensa un gran aumento en las entregas del ES8 de siete plazas.  Tras comenzar a cotizar en la Bolsa de Nueva York, la firma ya había registrado un total de 17.000 pedidos. A pesar de recibir dicho número de pedidos, NIO tan solo entregó cerca de 1.400 automóviles antes de empezar su camino en el mercado bursátil.

Las previsiones mejoran para NIO

Durante el tercer trimestre del 2018, NIO entregó una cerca de 3.300 vehículos. Sin embargo, la cifra objetivo fijada por el fabricante chino oscilaba entre los 2.900 y 3.000 ejemplares en este periodo. Según informa Reuters, la marca china mantiene su objetivo de entregar 10.000 vehículos en la segunda mitad del presente año.

NIO ES8

Tal y como explicó NIO, las entregas aumentaron en el pasado mes de septiembre en un 58% respecto al mes de agosto, cifrándose las entregas del ES8 en un total de 1.766 unidades. Asimismo, la compañía aún tiene pedidos por entregar de su vehículo para lo que resta de año.

Su salto a la Bolsa de Nueva York permitió al fabricante obtener una capitalización cercana a los 7.100 millones de dólares en su primer día, superando con creces el objetivo de 1.800 millones previstos. El precio máximo de cotización lo alcanzó dos días después acceder al mercado de valores, siendo de 11.60 $ y aumentando un 85% su valor en apenas 48 horas.

A pesar de estar aún en el proceso de entrega del NIO ES8, la marcha china ya está planificando la presentación de su nuevo modelo en el mercado. Según confirmaron ellos mismos, el próximo vehículo será un SUV premium de 5 plazas denominado ES6, cuyo lanzamiento se espera entre los meses de junio y julio de 2019.