Las subastas de coches clásicos son un espectáculo más allá de por los propios coches vendidos y comprados

El recientemente finalizado Rétromobile 2019 es un nuevo ejemplo de hasta qué punto el interés en los coches clásicos y en la compra de un ejemplar de alto copete es uno de los medios de inversión más rentable a corto y medio plazo.

Con las subastas de coches como herramienta de compra y venta, la casa especialista en ofrecer vehículos clásicos Artcurial ha publicado un documento con el balance de sus datos en la cita del coche clásico de la ciudad de París de este año.

Con un total de 42 millones de euros facturados en las subastas de coches que estos agentes han manejado, sorprenden, o ya casi no, los valores por los que algunos de los vehículos subastados han cambiado de manos.

Los coches subastados por Artcurial de Rétromobile 2019

Los clásicos modernos suben enteros, así lo demuestra el caso del Mercedes-Benz SLR Stirling Moss Edition de 2009 subastado. Un vehículo de alta exclusividad y que, durante este Rétromobile 2019, ha sido el ejemplar de mayor coste alcanzado en una de las subastas de coches en las que una de las 75 piezas fabricadas han sido ofrecidas. 2.617.200 € euros por este coche que, en su momento, fue entregado a sus primeros dueños por un importe desde 750.000 euros.

Algunos de los ejemplares vistos en estas subastas de coches resultan ser de alta rareza, por ejemplo, el caso del Serenissima Spyder de 1966. Un coche del que se fabricaron tres unidades, dos en configuración Spyder y otra coupé.

En el caso de los descapotables solo una de las dos aún se conserva. Para aportar mayor pedigrí a la pieza, ésta disputó la carrera de resistencia por antonomasia, las 24 horas de Le Mans en 1966. Este Serenissima Spyder de 1966 cambió de manos en el momento que se cerró la puja a un precio de 4.767.244 euros.

Pero el que mayor precio alcanzó en las subastas de coches de Artcurial fue un precioso ejemplar del Alfa Romeo 8C 2900 B Touring Berlinetta de 1939. Una pieza que ha pasado los últimos 43 años bajo el amparo de una única familia. Salió a la venta tras este periodo de tiempo alcanzando la cantidad más elevada de todas: 16.745.000 millones de euros.

Subastas de coches clásicos entre las marcas clásicas

Los coches subastados de Ferrari son siempre un aliciente y dan caché a cualquier subasta de coches clásicos que se precie. En esta ocasión no podían faltar unidades de la marca del Cavallino Un Ferrari 250 GT/L «Lusso» de 1964 cambió de garaje gracias a 977.400 euros y lo propio sucedió con un Ferrari 330 GTC de 1967, aunque por una cuantía más modesta, 536.400 €.

Tampoco la subasta de un Porsche podría faltar. Para este caso, una rareza. El prototipo Porsche 916 ‘Brutus’ que, como curiosidad y mayor empaque, fue utilizado personalmente por Corina Peïch. Un vehículo que cambió de propietario gracias a una puja máxima de 953.600 €.

Fotos: Artcurial