El rey donó dos Ferrari FF al Estado en 2012, quien los sacó a subasta en 2015 por 700.000. Ahora, los vehículos son ofrecidos a un precio mucho menor.

El rey Juan Carlos fue obsequiado con dos Ferrari FF por parte del ministro emiratí en 2012. Este suculento regalo le fue entregado durante su visita al Gran Premio de Abu Dhabi de Formula 1 en el que participaba Fernando Alonso; todavía en la escudería Ferrari en aquel entonces. El rey donó ambos coches ese mismo año al Estado Español, quien en 2015 los sacó a subasta por un coste conjunto de 700.000 euros (una ligera rebaja respecto al precio original de ambos vehículos: algo más de 725.000 € en total). Ahora, la delegación de Economía y Hacienda de Madrid vuelve a subastar estos modelos, pero con una ligera diferencia, esta vez cuestan algo más de la mitad: 375.000 €.

Subasta Ferrari rey

La nueva puja por los antiguos Ferrari FF del rey finalizará el próximo 28 de junio y ha sido publicada en Boletín Oficial del Estado (BOE) a través de un anuncio. El precio de salida de ambos modelos será el siguiente: 195.000 € para la unidad de color negro con matricula 0529JHZ, y 180.000 euros en el caso del ejemplar gris plateado con el identificativo 8402HMH.

Subasta Ferrari rey

¿Por qué esta diferencia de precio? Al parecer, el vehículo más barato presenta dos arañazos, “uno en el lateral izquierdo y otro en el lateral derecho”, según reza el informe técnico de tasación al que han sido sometidos ambos coches. En cualquier caso hay que destacar que ninguno de las dos unidades han sido prácticamente utilizadas;  el ejemplar “defectuoso” sólo tiene 763 kilómetros en su odómetro (aparato que muestra el kilometraje del vehículo).

Subasta Ferrari rey

Cabe destacar que el Ferrari FF comenzó a producirse en 2012 y presenta un motor V12  de 6,2 litros que desarrolla 659 CV de potencia. Además, el FF fue el primer modelo de la marca en introducir un sistema de tracción a las cuatro ruedas.

Subasta Ferrari rey

El 6 de noviembre se dará a conocer al ganador de la puja. Suerte a los interesados, porque si el precio de salida de la subasta no asciende demasiado, será todo un chollo para el afortunado.