El nuevo Subaru XV Eco Hybrid es el segundo modelo híbrido de la marca tras el Forester, que se suma a la interesante gama Bi-Fuel con GLP de Subaru, configurando una amplia oferta con etiqueta ECO de la DGT.

Tras la prueba del Subaru Forester Eco Hybrid, nos ponemos ahora al volante de la segunda versión electrificada de la gama Subaru, el nuevo Subaru XV Eco Hybrid. Un modelo, el XV, muy importante para la marca japonesa.

En España, por ejemplo, el XV es el Subaru más vendido de la gama, alcanzando ya las 8.000 unidades desde su lanzamiento en 2012. A nivel global, el Subaru XV acumula más de 1,2 millones de unidades vendidas en todo el mundo, de ellas más de 100.000 en Europa.

Y como en el caso del Forester, ya adelantamos que en el Subaru XV la hibridación tampoco ha supuesto perder ni un ápice de las cualidades dinámicas del crossover compacto. Ni en el asfalto, ni fuera de él, donde el Subaru XV rinde mejor que cualquiera de los SUV que estéticamente parecerían sobre el papel más preparados para el campo.

Luego lo veremos con más detalle, aunque el vídeo es bastante esclarecedor.

Lo que cambia en el Subaru XV Eco Hybrid

La versión híbrida de esta segunda generación del Subaru XV se añade a las que ya se comercializaba: el 1.6 de gasolina y la interesante versión de este último adaptada para funcionar con GLP. Aquí puedes leer la prueba del Subaru XV Bi-Fuel GLP.

Exteriormente existen algunos cambios que identifican a la variante híbrida, más allá de los logos ECO-HYBRID. Se trata de pequeños detalles, pero ahí están. En la carrocería, un anillo plateado en los faros, la parrilla con acabado negro y marco metálico, las carcasas también con acabado metálico en los antinieblas de LED y los nuevos rieles de techo en color plata y negro, además del spoiler trasero negro.

En el interior, además de las pantallas adicionales en el display superior con la información relativa al sistema híbrido, la instrumentación recibe un fondo azul. Aquí se añade también un llamativo color bronce en las inserciones decorativas del salpicadero, y la versión tope de gama incluye tapicería de cuero en dos tonos.

La tecnología híbrida e-BOXER del Subaru XV

El Subaru XV ECO Hybrid utiliza la misma tecnología e-BOXER que el Forester. No es un sistema mild-hybrid, se trata de un híbrido auténtico, en el que el motor eléctrico aporta asistencia al de combustión, pero también puede mover por sí solo las ruedas a baja velocidad en ciertas situaciones de conducción. En el caso del Subaru XC lo hace hasta unos 2 km y a velocidades de hasta 40 km/h, si la potencia demandada sobre el acelerador no excede la que es capaz de generar el motor eléctrico, que se acopla y desacopla mediante un embrague.

El motor de combustión es el 2.0 bóxer de gasolina con inyección directa. Cuenta con distribución variable en admisión y escape, y está rediseñado para adaptarse a la hibridación, con mejoras encaminadas a reducir la fricción y aumentar la fiabilidad. La distribución es por cadena, sin mantenimiento. Incluye una EGR optimizada y un filtro de partículas de gasolina.

El motor eléctrico, de 12,3 kW de potencia (unos 18 CV) y capaz de generar 66 Nm de par está integrado en la caja de cambios CVT Lineartronic de variador continuo. Ahora, el cambio automático, que también recibe ajustes y mejoras, incluye una programación para simular 7 marchas que pueden seleccionarse desde las levas en el volante, en vez de seis.

Desde aquí, la potencia que generan el motor eléctrico, el de gasolina o ambos cuando trabajan juntos, se transmite a las cuatro ruedas a través de la tracción total de Subaru.

Un híbrido autorecargable

El motor eléctrico, que también funciona como un generador para recuperar energía en deceleraciones o en frenada, está alimentado por una batería de alto voltaje de 0,6 Kwh, que funciona con una tensión de 118 voltios. La batería se autorecarga en marcha con la inercia, al frenar o, si es necesario porque el nivel desciende mucho, también utilizando el motor de combustión.

Esta batería va alojada bajo el piso del maletero, en una posición centrada. El maletero pierde unos 35 litros, y se queda en 340 litros de capacidad, con formas regulares y aprovechables. Abatiendo los asientos traseros llega hasta los 765 litros, y a casi 1.200 aprovechando la altura hasta el techo.

Una característica destacada del XV es que en el vano motor aloja dos baterías convencionales de 12 voltios, una para el sistema eléctrico propiamente dicho, y otra para asistir al start-stop y “liberar” así de trabajo a la batería del sistema de alta tensión, lo que repercute de forma beneficiosa en su longevidad.

En marcha con el Subaru XV híbrido

Como es habitual en los coches híbridos, el Subaru XV se conduce igual que un coche automático convencional. El sistema se encarga de iniciar siempre la marcha a baja velocidad en modo EV. A partir de aquí, combina ambos motores en la búsqueda de la máxima eficiencia y el mejor rendimiento.

Para ello, el motor eléctrico “ayuda” con su empuje al motor de gasolina al acelerar, y regenera energía al levantar el pie del acelerador o al frenar. La potencia del sistema es de 150 CV, con un par máximo de 194 Nm, disponibles a 4.000 rpm. El motor eléctrico supone aquí una ayuda inestimable para un motor que no cuenta con la asistencia de un turbocompresor a la hora de empujar con contundencia desde bajas vueltas.

Sin olvidarnos el “filtro” que supone un cambio automático de variador continuo, que no es tan directo al transmitir la potencia al suelo como un automático de convertidor de par o una caja de doble embrague.

El CVT Lineartronic ha mejorado mucho. Pero sigue siendo más suave que rápido o efectivo, incluso al utilizarlo en modo manual para elegir entre alguna de las 7 marchas fijas que simula mediante software utilizando las levas en el volante. Con lo bien que va este Subaru, no puede dejar uno de pensar lo que ganaría con un cambio de doble embrague.

Sea como fuere, el aporte de energía híbrida permite al XV reducir el consumo medio homologado en torno a un 11%, según cifras oficiales. Al volante se nota más suavidad y mejor respuesta al acelerador, pero hay que ser “fino” en la conducción para que el ordenador de a bordo no registre cifras que no corresponden con la etiqueta “ECO” que luce el XV. En nuestro recorrido de pruebas medimos en autopista una media entre 8,5 y 9 l/100 km, que desciende rápidamente en cuanto entras en la ciudad, donde el sistema híbrido resulta definitivo.

Puede parecer una cifra elevada, pero recordemos que hablamos de un coche con un cambio automático que no es el mejor de cara a la eficiencia, y con una tracción total siempre activa, no de las de tipo conectable.

En cuanto al comportamiento dinámico, resulta sorprendente cómo Subaru consigue que un coche con semejante altura libre al suelo y con unas suspensiones preparadas para hacer offroad de verdad pueda ofrecer un nivel de eficacia, confort y aplomo tan alto.

Fuera del asfalto: mucho más 4×4 de lo que parece

Colabora a ello la rigidez de la plataforma, la nueva dirección de desmultiplicación variable (cambia la relación según el ángulo de la dirección) o el sistema de reparto de par, que frena de forma selectiva las ruedas interiores y reduce el par motor que llega a ellas, aumentando el de las ruedas exteriores, para que el vehiculo sea más neutro al trazar las curvas.

Pero lo que de verdad te cambia los esquemas cuando pruebas el Subaru XV es al comprobar lo que es capaz de hacer fuera del asfalto.

Sus cotas TT son muy favorables para ser un coche más turismo que SUV: 18 grados de ángulo de ataque, casi 29 de salida y 21,5 de ángulo ventral, con 220 mm de altura al suelo. De la tracción total Symmetrical All-Wheel-Drive de Subaru poco vamos a descubrir ahora.

Al igual que el X-Mode –dicho sea de paso, con un eficaz control de descensos– se beneficia de las ventajas de la tecnología e-BOXER, al ofrecer el motor eléctrico empuje prácticamente instantáneo. Realizamos todo tipo de pruebas con el Subaru XV, desde una excursión por pistas y caminos incluyendo fuertes pendientes, zonas de piedra suelta y algún vadeo, hasta obstáculos preparados para la ocasión, con cruces de puentes que forzaban al límite la suspensión y el sistema de tracción.

Únicamente en la pista embarrada el límite no lo puso el coche, si no los neumáticos, que eran 100% para uso en asfalto.

Por cierto, otra característica que apreciarán los usuarios de un coche de este tipo es la capacidad para tirar de un remolque. Algo que empieza a ser ya frecuente en los coches híbridos, pero que no era fácil de encontrar no hace mucho. El Subaru XV puede remolcar hasta 1.270 kg.

Precios, equipamiento y descuentos del Subaru XV híbrido

Dos son las versiones de acabado que ofrece Subaru para el XV Eco Hybrid: Sport Plus y Executive Plus. Estos son los precios, incluyendo 2.000 euros de descuento que ofrece la marca, independientemente del descuento adicional ligado a la financiación:

  • Subaru XV 2.0 Hybrid Sport Plus:         30.500 euros
  • Subaru XV 2.0 Hybrid Executive Plus:   32.500 euros

A modo de referencia, el Subaru XV con motor 1.6 CVT GLP de 115 CV, que es el Subaru XV con etiqueta ECO más asequible, está disponible desde 24.100 euros con acabado Sport, y desde 24.500 euros el Sport Plus. Son 7.000 euros de diferencia con el híbrido a igualdad de equipamiento.

La versión Sport Plus ya incluye el completo paquete de seguridad EyeSight de Subaru, de serie en toda la gama. Además, cuenta con una dotación muy generosa: faros LED direccionales, llantas de 18 pulgadas, climatizador bizona con control por voz, sensores lluvia y luces, asientos delanteros calefactables, sistema multimedia con pantalla de 8” y cámara trasera.

 

Por encima, con un sobreprecio de 2.000 euros, el Executive Plus añade techo solar eléctrico, tapicería en cuero bitono, asiento conductor eléctrico, aviso de presencia en el ángulo muerto, detección trafico trasero y llave inteligente con arranque por botón.

Galería de imágenes Subaru XV Eco Hybrid

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Hatchback5 - 380
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 6,9114 - 154132 - 157

Ver todas las versiones del Subaru XV (20.400€ - 34.200€)