Subaru anticipa el fin del Subaru WRX STI con un vídeo de homenaje al motor que ha dado vida a este coche durante más de 25 años

Con un mercado preocupado y orientado a vender carrocerías de tipo SUV, donde los coches que dan vida o inspiran a otras variantes de carreras tienen cada vez menos relevancia comercial, en un mundo donde lo único que importa es la mejora en la eficiencia energética y la reducción del consumo de carburante y de las emisiones de gases contaminantes, el mítico WRX STI tenía los días contados.

Los aficionados, seguidores y usuarios del Subaru WRX STI lo esperábamos pero, no por supuesto, deja de ser menos doloroso saber que llega el final de una era.

Uniendo cabos, la tela de araña entretejía desde hace años un escenario complicado para el futuro del Subaru Impreza WRX STI, comercializado desde la generación MY2011 simplemente como Subaru WRX STI pero, para los amantes del coche, siempre será el Impreza.

Así, desde 2018 sabemos que Subaru trabajaba en la electrificación de algunos de sus motores para reducir, poco menos que testimonialmente, el gasto de combustible.

La confirmación llegó con la producción y comercialización de las mecánicas e-Boxer, el motor tradicionamente usado por Subaru, de cilindros horizontales opuestos asociado a un sistema de electrificación que daba un balón de oxígeno a la marca, en vistas a una electrificación más profunda.

De otro, ya en abril de este mismo año, la producción limitada del Subaru WRX STI Final Edition anticipaba, al menos, el fin de la generación actual. Pero, posiblemente y además, suponía el fin de una era.

Las sospechas se convierten en indicios

A principios del pasado mes de septiembre, nos llegaba el rumor sobre la posibilidad de que Subaru presentara un nuevo prototipo en el salón doméstico de Tokio (del 23 de octubre al 7 de noviembre), un bloque revolucionario, al menos para la marca y, posiblemente destinado a su modelo insignia durante, el Subaru Impreza World Rally eXperimental, en su versión desarrollada por el departamento de carreras, Subaru Technical International, más conocido por sus siglas STI.

Un modelo en el que, al menos, más de 25 años, desde 1992, Subaru ha asociado a un motor con ya 30 años de vida, el del código EJ20, instalado por primera vez en el Subaru Legacy, y con el que ha puesto toda la carne en el asador replicando, generación a generación, su ADN de competición.

Gracias a esta apuesta ha sabido demostrar de qué estaba hecho este coche mediante logros como los triunfos absolutos en el Mundial de Rallyes tanto en el título de constructores como en el de pilotos, tanto en sus categorías dentro del WRC como en la de producción, además de conseguir hasta en 6 veces la victoria, en su categoría, durante las 24 horas de Nürburgring además del récord como la berlina de 4 puertas de producción en completar una vuelta al trazado del Nordschleife como alzarse con el mejor crono en el peligroso y excitante Isle of Man.

Hora de decir adiós al motor EJ20

Y es que, con un vídeo de homenaje al corazón mecánico que ha dado vida al Subaru Impreza WRX STI se despide la marca de la constelación de Pléyades del motor que ha sido la referencia en este coche.

Un motor que será equipado, por última vez en el Subaru WRX STI EJ20 Final Edition. Un coche cuyas especificaciones serán presentadas durante el Salón de Tokio junto con las demás novedades de la marca.

Una edición limitada, posiblemente, solo para el mercado doméstico japonés (JDM) y que, sin duda, se revalorizará con el paso del tiempo por ser el último Impreza con el bloque EJ20.

Una berlina deportiva de no menos de 300 CV, asociada a una caja de cambios manual de 6 velocidades, 3 modos de conducción y la tracción integral, Symmetrical All-Wheel Drive, sello de identidad de la marca y del modelo que dejará de aceptar pedidos para el modelo actual a finales del próximo mes de diciembre, señal inequívoca del principio del fin para el Subaru WRX STI.