Space X es una de las empresas más importantes del mundo basadas en la exploración espacial, y el estudio del universo por parte de financiación privada. Esta empresa del emprendedor Elon Musk ha logrado un nuevo éxito con su nuevo motor Raptor para su próximo y ambicioso cohete llamado Starship.

Elon Musk hará lo que sea necesario para conseguir salir de la Tierra con sus cohetes. Marte es la principal ambición del famoso billonario, y sus sueños respecto al planeta rojo son cuanto menos, ambiciosos.

El planeta en el que se han basado tantas películas del género y que ha provocado todo tipo de ideas en nuestra imaginación, está muy lejos, por eso la implantación de la tecnología del nuevo motor Raptor puede funcionar.

SpaceX ha creado este descomunal motor, el cual estará integrado una vez finalizada la construcción, en el nuevo, ambicioso y sorprendente cohete bautizado como “Starship”.

En las últimas horas, la empresa de Elon Musk ha probado con éxito el primer encendido del nuevo motor Raptor. A través de publicaciones a través de Twitter, por parte del propio billonario, hemos podido ver dos vídeos con el motor en funcionamiento, y sinceramente, parece algo sacado directamente de una película de ciencia ficción.


Lo que se puede ver en los vídeos se trata de la versión definitiva del motor Raptor, el cual comenzó a probarse hace 3 años, concretamente en el año 2016.

Su funcionamiento está basado en el metano, una sustancia que no ha sido elegida por casualidad, ya que de hecho, se encuentra en abundancia dentro del planeta rojo, lo que podría re-cargarlo en el mismo sin problemas.

Evidentemente la idea es tocar suelo marciano, estudiar la superficie de manera primitiva y escasa en las primeras misiones, para después regresar a casa, y es, evidentemente una estrategia inteligente, utilizar como fuente de energía principal, un elemento que se encuentre en abundancia en un país, hostil, deshabitado e inexplorado.

Las predicciones más optimistas de Musk, sugieren que para el año 2022, la compañía podrá mandar su primera misión tripulada a Marte. Solo el tiempo dirá si estaban en lo correcto, aunque para qué negarlo, lo que está claro es que este logro tendrá lugar en los próximos 30 años.