La compañía arquitectónica PLP Architecture ha desarrollado una red de túneles subterráneos que podría solucionar el problema del tráfico en las ciudades.

 La compañía arquitectónica PLP Architecture, ha desarrollado una medio de transporte por túneles subterráneos para vehículos autónomos. Esta solución denominada “Cartube” (túnel de coches) utiliza un sistema de inteligencia artificial que controla los vehículos autónomos por control central. Los coches viajarán en un plato que transportaría a los pasajeros de puerta a puerta, reduciendo significativamente el tráfico en las ciudades.

“Se calcula que en 2050, tres billones de personas nuevas ocuparán zonas urbanas a nivel mundial. Existe una gran necesidad por crear una tecnología que solucione este problema. Cuando hablamos de grandes ciudades que ya están congestionadas, la mejor solución es promover el transporte bajo tierra” afirma el director de investigación de PLP Architecture Lars Hesselgren.

Este sistema eliminaría los atascos en las ciudades y permitiría a los vehículos circular de forma fluida. PLP Architecture ha diseñado un prototipo para la ciudad de Londres de este sistema de transporte bajo tierra. En el mapa ficticio se aprecian los diferentes canales que conectan las zonas subterráneas con las autopistas que se sitúan en las afueras de la ciudad.

Sorprendente transporte subterráneo de vehículos autónomos

Esta idea será propuesta a todos las ciudades emblemáticas de nuestro continente, aunque Heselgren prevé que su idea tendrá mejor acogida en localizaciones emergentes.

“Los desarrolladores del tráfico urbano de las ciudades desarrolladas siguen usando el mismo planteamiento que hace 30 años. Por este motivo, sospecho que Gran Bretaña no llevará a cabo nuestra idea de primeras, pero un país que quiera saltarse una generación de tecnología comprará nuestra idea” asegura el director de investigación.