La ofensiva eléctrica de Skoda empieza  a tomar forma a partir del prototipo Skoda Vision IV que avanza una familia de coches eléctricos

Los planes de Skoda en los cuatro próximos años apuestan por la promoción de los coches eléctricos dentro de su catálogo. Así, la marca de la República Checa, además de volver a apostar por los compactos como el nuevo Skoda Scala y ampliar la gama SUV con el recién llegado Skoda Kamiq, tiene la intención de electrificar hasta el 25 por ciento de su gama, quiere ofrecer hasta tres nuevos coches eléctricos y, lo mejor de todo, a precios asequibles.

Así lo ha asegurado Bernhard Maier, CEO de Skoda durante su exposición de los resultados correspondientes al ejercicio de 2018.

Skoda se pasa a la electricidad

Durante el pasado Salón de Ginebra pudimos ver el Skoda Vision IV, un concept car, que marcará la línea básica del diseño de los modelos eléctricos de la firma con base en Mlada Boleslav.

Según este prototipo, Skoda entrará en el sector de los coches eléctricos como también lo harán las marcas emparentadas, como por ejemplo Seat con su nuevo Seat el-Born. Y es que estos coches estarán enlazados estructuralmente gracias a compartir la plataforma de construcción común para los nuevos modelos eléctricos de todo el Grupo Volkswagen.

Volkswagen I.D. CrozzLa plataforma MEB permitirá una versatilidad capaz de dar a luz desde SUV hasta utilitarios, pasando por compactos, todos ellos, con la energía eléctrica como fuente para sus sistemas motrices.

Tres nuevos Skoda eléctricos antes de 2022

Por ello, de inicio, Skoda entrará en liza en los segmentos o tendencias con mayor popularidad entre los coches más vendidos: un crossover compacto, desarrollado a partir del Skoda Vision IV. Después, un SUV de mayores dimensiones que este crossover, de tamaño similar al actual Skoda Kodiaq. Y por último, un coche eléctrico asequible, como así lo ha descrito el propio Maier.

Tanto el crossover compacto como el SUV serán modelos eléctricos que saldrán de la misma línea que el actual Skoda Octavia. Se prevé que el comienzo de su fabricación  sea desde 2020 para proceder a comercialización a partir del año siguiente, 2021.

Baterías Volkswagen I.D. Crozz IIEl tercer coche será la versión eléctrica del Skoda Citigo, un utilitario con una autonomía aproximada de 300 km, que se basará en la plataforma del Volkswagen e-UP y cuya fabricación se llevará a cabo en la planta de Kvasiny desde este mismo año 2019. Un coche que permita el acceso a los coches eléctricos de ciudad.