Skoda presentará en el Salón de París en octubre el primer modelo con denominación vRS en su gama SUV, un Skoda Kodiaq con el motor TDI más potente en la historia de la marca.

El Skoda Kodiaq vRS que la marca presentará en octubre en el Salón de París estrena el nuevo logo vRS que identificará a los modelos más deportivos de Skoda. Y no solo eso. Como corresponde al primer SUV de Skoda que lucirá las siglas vRS, las prestaciones y el comportamiento dinámico estarán a la altura.

Tracción total y el TDI más potente en un Skoda

Para ello, en Skoda no han dudado a la hora de recurrir al motor TDI más potente en un modelo de producción de la marca hasta la fecha. El Skoda Kodiaq vRS lleva bajo el capó el motor 2.0 TDI biturbo del grupo Volkswagen, con una potencia máxima de 239 CV (176 kW), y un par máximo de 500 Nm. Lógicamente, la fuerza del motor se transmitirá a las cuatro ruedas a través del sistema de tracción total 4Motion y un cambio DSG de doble embrague con 7 velocidades.

Skoda Kodiaq vRS

De momento no hay más datos oficiales, aunque una referencia de cara a las prestaciones podría ser el Volkswagen Tiguan Allspace con el mismo motor, que anuncia una velocidad máxima de 228 km/h, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. Para los ajustes necesarios en el chasis (suspensiones, dirección y frenos), de cara a ofrecer un comportamiento deportivo, Skoda ha puesto a punto el nuevo Kodiaq vRS en el Circuito de Nürburgring.

La historia de las siglas RS y el porqué del cambio

La gama RS de Skoda se inició en el año 2000, con la versión deportiva del Octavia. Ahora, según la marca, la introducción de la “v” en el nuevo logo vRS hace referencia a la palabra “victoria”, si bien podríamos buscar otros motivos: Audi utiliza la misma denominación en sus modelos más prestacionales, sin ir más lejos. Y no es la única marca. Ahí están los RS de Renault, por ejemplo.

Las siglas RS (Rally Sport) en Skoda hacen referencia a los modelos 180 RS, 200 RS y 130 RS de mediados de los ’70, utilizados en competición.

En cualquier caso, ahí queda el tributo a los primeros Skoda RS (de Rally Sport) desarrollados para competición, el Skoda 180 RS y el 200 RS, de mediados de los años 70. Les siguió el Skoda 130 RS de 1975, con el que la marca consiguió dos victorias en su categoría en el Rally de Monte Carlo y en el Acrópilis, que le valieron a este modelo la denominación “El Porsche del Este”.

Información relacionada:

Skoda Kodiaq: ABT le aporta más picante al SUV de 7 plazas
-Gama SUV de Skoda: Karoq y Kodiaq, coches para todo