El Skoda Kodiaq, uno de los mejores SUV de su categoría por relación entre producto y precio, se ofrece con motores gasolina y diésel en versiones de 150 CV y de 190 CV. Te damos algunas claves para acertar en la compra.

El Skoda Kodiaq llegó al mercado en 2017, como el primer SUV de la marca, con permiso del Yeti. Ahora, la gama SUV de Skoda es de lo más completa, con los Skoda Kamiq, Karoq y Kodiaq. Y desde su lanzamiento son muchos los kilómetros que hemos podido acumular en distintas unidades del Skoda Kodiaq, con motores gasolina y diésel, en versiones 4×2 y 4×4, con cambio manual o DSG de doble embrague…

Un SUV familiar de lo más completo

La gama se actualizó a principios de 2018, con algunas novedades en equipamiento. Probamos las nuevas versiones Sportsline y Scout cuando se presentaron en el mercado español. Y también comprobamos en la prueba del Kodiaq 1.5 TSI de 150 CV las ventajas de este motor, que tomó el relevo del 1.4 TSI con la misma potencia.

Recientemente hemos tenido ocasión de ensayar a fondo el Skoda Kodiaq Scout con el motor 2.0 TDI de 150 CV. Y acabamos de convivir unos días con la versión 2.0 TSI de 190 CV y acabado Scout, que nos ha dejado muy buen sabor de boca.

Como resumen de las características principales del Kodiaq, podemos anotar la suavidad de manejo y el elevado confort de marcha que ofrece. Tiene un habitáculo muy amplio (hay que tener en cuenta que estamos ante un coche grande, con 4,7 metros de longitud) y uno de los maleteros con mayor capacidad entre los SUV de su tamaño (650 litros en las versiones 4×2 de cinco plazas, más de 2.000 litros abatiendo los asientos). Además, está disponible en versión de tres filas de asientos con siete plazas.

Estas características hacen que el Skoda Kodiaq sea un magnífico SUV familiar para recorrer muchos kilómetros. Y aquí es donde puede entrar la duda. ¿Son suficientes 150 CV en un coche tan grande, especialmente si voy a viajar cargado? ¿Mejor gasolina o diésel? Las respuestas a estas preguntas no son fáciles, pues depende mucho del presupuesto y de lo que necesites.

Si tú lo tienes claro, esta pequeña guía de compra puede ser de gran ayuda. Pero ya te adelanto que, hoy por hoy, en SUVs de este tamaño, por muy bien que vayan los motores de gasolina, en términos de relación entre prestaciones y consumos el diésel sigue siendo imbatible. Otra cosa es que el precio o las combinaciones de equipamiento, motor o transmisión, inviten a mirar hacia el gasolina.

Skoda Kodiaq 150 CV: 1.5 TSI vs 2.0 TDI

En su momento el Kodiaq se podía elegir con un motor de gasolina de 125 CV. Ahora, las versiones de acceso a la gama tienen 150 CV: el 1.5 TSI de gasolina y el 2.0 TDI, ambos de cuatro cilindros. Ambos motores mueven con soltura al Kodiaq. Lo suficiente como para no plantearte la duda de si optar por las versiones de 190 CV.

Si tienes un presupuesto limitado, la opción es clara: el 1.5 TSI de gasolina. Es el único motor que puedes elegir con el acabado Active, el de acceso a la gama. Su precio de salida es de 23.850 euros, incluyendo descuentos promocionales y por financiación.

Pero resulta que, al menos con los precios oficiales del configurador (otra cosa es que consigas descuentos superiores en el concesionario), el acabado Active no interesa. Por apenas 250 euros más tienes el mismo motor con acabado Ambition, que añade climatizador bizona, cámara de marcha atrás y sistema multimedia con pantalla de 20,3 pulgadas, frente a la de 16,5 pulgadas del Active.

Y ahora viene el primer factor importante que realmente puede decidir la compra entre las versiones de 150 CV: la transmisión. El TSI de gasolina está disponible con cambio manual de seis marchas o con el cambio automático DSG de doble embrague con 7 velocidades, mientras que el TDI únicamente se combina con el cambio automático.

Nuestra recomendación, por los 1.250 euros que cuesta (recuerda, precios según el configurador de Skoda y con todas las ofertas disponibles) es que te olvides del cambio manual. Tienes un Kodiaq 1.5 TSI 150 CV DSG Ambition por 25.250 euros, que es un precio “cañón”.

Con el mismo acabado Ambition y los dos con DSG, el TDI cuesta 27.150 euros, es decir, 1.900 euros más. Si nos vamos al acabado Style, la diferencia de precio se reduce a 1.400 euros. Y en las versiones Sportsline aumenta hasta los 3.000 euros.

¿Con cual me quedo? Pues dando por sentado que, si diriges tus miradas a un coche como el Kodiaq es porque no vas a moverte solo por ciudad, en cuyo caso ya sabemos los problemas que tienen los diésel asociados al filtro de partículas, la mejor compra sigue siendo el TDI. El TSI es más agradable y refinado, pero no tanto como para compensar la diferencia de consumo.

Mientras que con el TDI te moverás entre 6,5 y 7,5 l/100 km de media, en el TSI lo harás entre 8 y 10. Y la diferencia puede superar los 3 l/100 km de media si haces recorridos cortos, pues el motor de gasolina empieza gastando mucho y el consumo solo se estabiliza cuando sales a carretera, el motor coge temperatura y mantienes un ritmo de marcha con una velocidad de crucero estable.

Skoda Kodiaq 190 CV: 2.0 TSI vs 2.0 TDI

En el caso de las versiones de 190 CV podríamos decir que se repite la ecuación en lo referido al consumo. Si acaso, todavía con mayor ventaja para el turbodiésel. Porque aquí ya hablamos de motores que se combinan siempre con la tracción a las cuatro ruedas, lo que supone un aumento de consumo que perjudica más al gasolina que al diésel.

El precio no supone en este caso un factor decisivo: ambos motores se ofrecen con el interesante acabado Scout, con una diferencia de apenas 200 euros a favor del diésel: 35.650 el Kodiaq Scout 2.0 TSI 190 CV DSG 4×4, y 35.450 en el caso del TDI.

Y ya que estamos, si te surge la duda entre un Kodiaq con 150 o con 190 CV, de nuevo te tocará echar bien las cuentas. Porque el TDI de 190 CV no se ofrece con los dos acabados inferiores, y el más barato parte del acabado Style.

Pero en este caso, ambos casos con tracción 4×4 y cambio DSG, la diferencia es de 800 euros. Y por ese precio, siempre será mejor contar con 190 CV bajo el capó.

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5530 - 720
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 7,4125 - 240131 - 170

Ver todas las versiones del Skoda Kodiaq (25.730€ - 50.750€)