Skoda ha confirmado el que será su próximo SUV eléctrico: su nombre será Enyaq y será el primer modelo de la marca en acoger la plataforma modular MEB

La gama SUV de Skoda cada vez va ganando más integrantes, por lo que a los Skoda Kamiq, Skoda Karoq y Skoda Kodiaq se va a añadir un cuarto familiar. Sin embargo, este próximo lanzamiento poco tendrá que ver con todo lo demás, y es que, tras el Skoda Citigo-e –hermano del Seat Mii electric que probamos hace unos meses-, se convertirá en el segundo eléctrico de la marca.

Como no podía ser de otra manera, su nombre también terminará en Q, y es que se ha bautizado como Skoda Enyaq. Por lo tanto, la marca ha confirmado el lanzamiento de su primer SUV eléctrico,

El Skoda Enyaq hará realidad el Skoda Vision iV, un prototipo presentado en el pasado Salón de Ginebra. Todavía tendremos que esperar para conocer su imagen definitiva, aunque podemos esperar un todocamino compacto con un diseño de tipo Coupé, algo así como un Audi e-tron Sportback en formato mini.

Su nombre tiene un sentido, y es que viene de Enya, que en irlandés significa “fuente de vida”. Es por ello que el fabricante quiere que este modelo sea tan sólo el inicio de una nueva etapa electrificada en la que ya tenemos modelos como el Skoda Superb iV, uno de los mejores híbridos enchufables que puedes comprar por 40.000 euros.

El Skoda Enyaq formará parte de la potente ofensiva electrificada de la marca

Por lo tanto, este será uno de los primeros lanzamientos eléctricos que pretende lanzar la marca de cara a 2022 para englobarse en la familia iV. El fabricante checo hará una gran apuesta en este sentido, y es que sus previsiones pasan porque el 25% de sus ventas en 2025 sean de modelos electrificados. Esto no será fácil ni barato, y es que la filial del grupo Volkswagen va a destinar nada menos que 2.000 millones de euros para llegar a hacerlo.

El Skoda Enyaq será el primer coche de la firma en adoptar la plataforma modular para coches eléctricos MEB del grupo Volkswagen. Por lo tanto, su parentesco con modelos como el Volkswagen ID.3, el Seat el-Born o el Audi Q4 e-tron será muy potente.

La modularidad de esta estructura permitirá una gran diversidad de configuraciones, por lo que tendremos que esperar para conocer si el Skoda Enyaq montará uno o dos motores eléctricos o la capacidad de su batería.

Sin embargo, puestos a divagar, no sería de extrañar que el próximo SUV eléctrico de Skoda contara con, al menos, una versión de tracción integral. De esta forma, podría contar con una potencia cercana a los 300 CV. Además, se espera que la autonomía del Skoda Enyaq sea de entre 400 o 500 kilómetros.