Skoda se prepara para las exigencias de la movilidad eléctrica, con la construcción de 7000 puntos de carga para sus tres fábricas checas, Mladá Boleslav, Kvasiny y Vrchlabí

Skoda invertirá cerca de 32 millones de euros hasta 2025 en puntos de carga para coches eléctricos. No obstante, más de 300 bases están funcionando en modo de pruebas interno

Uno de los aspectos fundamentales de Skoda es convertir en Smart City su fábrica de Mladá Boleslav en colaboración con el proveedor eléctrico SKO-ENERGO y lanzar nuevos vehículos eléctricos.

Proyecto de futuro

Skoda trabaja para que en el año 2025 se haya incrementado el número de puntos de carga hasta 7000. Llegado ese punto, el fabricante habrá invertido cerca de 32 millones de euros en este ámbito.

Los puntos de carga estarán divididos de tal forma. Por un lado, los 300 que están ya en pruebas (220 de corriente alterna y 80 continua), 3.600 que irán situados en las plantas de fabricación y 3.100 que se colocarán en las inmediaciones de estas, a disposición de los empleados.skoda spaceback

Para ello, la compañía checa está llevando a cabo un proceso de adaptación y enseñanza para sus empleados en el proceso de producción, de los cuales, 11.000 ya han sido formados totalmente.

Asimismo, también están reestructurando las infraestructuras de las plantas y del entorno. En esto, ya han invertido 3,4 millones en ampliar la estructura de carga y 1,65 millones en modernizar y ampliar la red eléctrica.

skoda spaceback

Primeros modelos eléctricos de Skoda para el año 2019

A lo largo de los cuatro próximos años, Skoda invertirá cerca de 2.000 millones de euros en el desarrollo de vehículos eléctricos, como parte de su Estrategia 2025, alcanzando así su mayor proyecto de inversión de la historia.

El primer modelo que lanzará será el 100% eléctrico Skoda Citigo, seguido del Skoda Superb con motor híbrido enchufable. Asimismo en 2020, lanzarán la versión de serie del prototipo Skoda Vision iV, presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra