En la última campaña de la DGT sobre el uso de los sistemas de retención infantil se detectan hasta 232 menores viajando sin ningún dispositivo

No hay excusas para circular en un vehículo dejando a su suerte la seguridad y la vida a los menores y mucho menos para que circulen sin ningún sistema de retención infantil, conocidos por sus siglas SRI, que retenga sus cuerpos en caso de accidente.

Aún así, hasta 232 casos han sido denunciados por los agentes competentes en materia de tráfico durante la última campaña promovida por la Dirección General de Tráfico del control del uso de los diferentes sillas infantiles y del del cinturón en caso de superar los 135 cm establecidos como límite para prescindir de los SRI.

En los 402.981 vehículos sometidos a examen, hasta 4.000 infracciones referentes al uso de del sistema de retención obligatorio, bien sea por parte de los conductores, bien sea por parte de los pasajeros. 3.768 de ellos eran adultos y los 232 restantes han sido menores de edad.

Guardia CivilEn la semana que se ha llevado a cabo esta campaña de la DGT en colaboración con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y otros cuerpos de seguridad locales y regionales, los agentes han denunciado hasta 232 conductores por transportar a menores en situación irregular.

De los detectados, hasta 63 de estos menores viajaban en las plazas delanteras sin usar tipo alguno de sistema de retención y, el resto, 169 viajaban de manera libre en las plazas traseras.

Turismos y carreteras convencionales, el dúo más sancionado

Según los datos aportados por la DGT, de los 4.000 casos detectados, hasta 3.160 denuncias fueron expedidas a personas que viajaban en turismos, 704 lo hacían en vehículos destinados al transporte  de mercancías, 87 en taxis y 49 en autobuses.

Por otro lado, la mayoría de las denuncias realizadas han sido en carretera convencional a personas que circulaban en turismo de uso particular, hasta 2.409 infracciones fueron sancionadas en este contexto (carretera-vehículo) con la consecuente multa, en total 2.941 irregularidades detectadas en vías convencionales por las 1.059 recogidas en autopistas o autovías.

Casi una tercera parte de la cantidad de sanciones fueron detectadas en carreteras convencionales lo que significa que, los viajeros de turismos que circulan por carreteras convencionales son los más propensos a llevar a los menores sin los obligatorios sistemas de retención infantil.

Es entonces cuando la Dirección General de Tráfico da la voz de alarma ya que, a partir de las estadísticas que maneja el organismo, hasta 8 de cada 10 fallecidos pierden la vida en carretera convencional. Solo en en 2018, 185 fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta no hacían uso del obligatorio cinturón de seguridad.

Cuándo pueden dejar de usar los menores los sistemas de retención infantil

Respecto de los menores con una estatura inferior o igual a 135 cm cabe recordar que es obligatorio que viajen con un sistema de retención infantil y que éste sea acorde a su peso y altura.

Dicho esto, conviene tener en cuenta que no todas las sillas o alzadores tienen ni ofrecen los mismos niveles de protección por lo recomendamos encarecidamente revisar siempre los mejores y peores SRI antes de comprar uno.

Estos dispositivos han de instalarse en las plazas traseras de manera obligatoria y solo en estos tres supuestos se permitirían montar en las delanteras:

  • Si el vehículo no disponga de asientos traseros
  • Cuando todos los asientos traseros estén ya ocupados por otros menores de las mismas características
  • En el caso de que no sea posible instalar en dichos asientos traseros todos los sistemas de retención infantil