La Asociación Americana de Automovilismo ha puesto a prueba a cuatro berlinas medias para conocer el grado de eficacia de los sistemas de frenada de emergencia con detección de peatones.

La AAA, Asociación Americana de Automovilismo, ha elaborado un estudio sobre la eficacia de los sistemas de detección de peatones durante la noche y es que los sistemas automáticos de frenado de emergencia con detección de peatones se están volviendo muy comunes, pero una prueba reciente ha mostrado que están lejos de ser perfectos.

El organismo de seguridad americano ha puesto a prueba a cuatro berlinas medianas entre las que se incluye el Honda Accord, el Tesla Model 3, el Toyota Camry y el Chevrolet Malibú. Estos modelos equipan un sistema automático de frenada de emergencia con detección de peatones.

Han sido sometidos a una serie de pruebas que fueron diseñadas para simular a un adulto caminando frente al vehículo, un niño saliendo al tráfico entre dos coches estacionados, un automóvil girando en una carretera adyacente con un cruce de adultos y dos adultos de pie al lado de la carretera con un vehículo aproximándose.

El sistema de frenada de emergencia con detección de peatones, a examen

Según la propia asociación americana «la tecnología ha demostrado ser bastante mediocre» ya que en el mejor resultado se registró con un adulto caminando frente a automóviles que viajaban a 32 km/hora. En este escenario, los sistemas de frenado de emergencia evitaron el 40% de las colisiones.

Cuando la velocidad se incrementó hasta los 77 km/hora, «la mayoría de los sistemas no pudieron evitar una colisión con el objetivo peatonal simulado». Si eso no fuera lo suficientemente malo, el niño que salía corriendo a la calzada vio como en el 89% de las ocasiones ocurría la colisión.

Del mismo modo, los sistemas fueron completamente ineficaces después de hacer un giro y todos los vehículos de prueba golpearon al peatón. También se consideró que eran «completamente ineficaces por la noche», lo que la AAA dice que es alarmante ya que el 75% de las muertes de peatones ocurren después del anochecer.

A pesar de la demostración menos que impresionante, La Asociación Americana de Automovilismo apoya el desarrollo continuo de sistemas de detección de peatones y quiere ver a los fabricantes de automóviles mejorar su funcionalidad. Esto es importante ya que el grupo de seguridad dijo que las muertes de peatones han ido en aumento desde 2010 y aproximadamente 6.000 peatones son asesinados cada año en los Estados Unidos.