Descubre los mejores consejos para cuidar los parabrisas, unos de los elementos de seguridad más importantes de nuestro coche.

No todos son conscientes de ello, pero las lunas son uno de los elementos de seguridad más importantes de nuestro coche. Es por eso que cuidar los parabrisas es de vital importancia para garantizar nuestra seguridad. Y para concienciar sobre ello no hay más que seguir una serie de sencillos consejos que recomiendan desde la DGT y que también refuerza la empresa especialista en lunas, Carglass.

cuidar los parabrisas

Consejos para cuidar los parabrisas

¿Sabías que el parabrisas aporta hasta el 30% de la resistencia de la estructura del vehículo y es un elemento clave para evitar el hundimiento del techo en caso de vuelco? Seguro que nunca te habías parado a pensar en ello. Ahora que lo sabes, seguro que prestas mayor atención a estos consejos para su correcto mantenimiento:

  • Mantener la distancia de seguridad: Mantener una distancia prudencial no solo es recomendable en caso de accidente. Mantener unos cuantos metros con el vehículo que te precede, te ayudará a evitar chinazos en la luna delantera de tu coche. Así evitas posibles roturas y mejoras tu visibilidad en caso de que por delante se levante polvo o agua en condiciones de lluvia.
  • Utilizar los productos adecuados: Para limpiar el parabrisas, recomendamos emplear agua con jabón para cristales o pulverizar un producto específico. Además, se debe utilizar una esponja o paño suave y, en ningún caso, aplicar líquidos abrasivos directamente sobre el cristal.
  • Descongelar el parabrisas de forma correcta: Como ya vimos en día, no hay que descongelar el parabrisas con agua muy caliente o con el aire de la calefacción a temperatura muy elevada. Estas prácticas pueden provocar la rotura de la luna, por lo que es mejor utilizar una raqueta de plástico o rociar alcohol. Pero nunca provocar cambios bruscos de temperatura.

cuidar los parabrisas

Cuidar los limpiaparabrisas

Una de las mejores formas de cuidar los parabrisas es tener bajo control las escobillas que los limpian. Toma nota de estos consejos para tener en perfecto estado los limpiaparabrisas de tu coche:

  • Limpiar las escobillas: Al menos una vez al mes hay que limpiar los limpiaparabrisas de nuestro coche. Utilizando detergente y una esponja, nos ayudará a eliminar la grasa y los restos de insectos acumulados para mejorar la visibilidad elininando reflejos y reverberaciones.
  • No hay que accionar los limpiaparabrisas cuando el cristal esté helado, o acumule polvo o tierra. En vez de limpiar el cristal, conseguiremos el efecto contrario y se reducirá la visibilidad el volante.
  • Mejorar la duración de las escobillas: Un elemento tan importante para la visibilidad como son los limpiaparabrisas hay que cuidarlos del mismo modo que la propia luna. Por ello, utilizar un líquido limpiaparabrisas nos ayudará a prolongar su duración y mejorar su eficacia. Y, en cuanto veas que tus escobillas no limpian como es debido, cámbialas de inmediato.
  • Líquido del limpiaparabrisas: Unas escobillas en buen estado no harán su función de forma correcta sin líquido. Por ello, hay que tener controlado el nivel de líquido en el depósito y rellenarlo regularmente con el producto adecuado.

cuidar los parabrisas

Campaña de la DGT

Muchas de estos consejos nos los ha dado la Dirección General de Tráfico con la activación de la campaña #REVISATUCOCHE. Una gran iniciativa que nosotros aplaudimos y que os recomendamos consultar desde la página web www.revisatucoche.dgt.es.

En esta página web no solo podremos ver consejos para cuidar los parabrisas y el resto de lunas de nuestro coche. También nos recomiendan revisar y cuidar los neumáticos, amortiguadores y frenos, dirección, alumbrado y señalización, climatización, aceite y filtros, batería, y la documentación y matrícula del vehículo.

Todo vale para garantizar nuestra seguridad dentro del coche. Y como dice la DGT, “Revisar tu coche con cariño te puede salvar la vida”. Tenlo en cuenta, porque la revisión de los parabrisas en los controles de tráfico ya es una realidad en nuestras carreteras.