Los gadgets tecnológicos, como el SensorSafe de Cybex, llegan a los sistemas de retención de infantil

Cuidar de quienes viajan junto a quien conduce un coche debería ser una de las máximas prioridades junto con proteger a quienes están fuera del mismo vehículo. Pero, cuando de menores se trata, esa máxima, debería alcanzar los niveles más altos en cuanto a atención y prevención.

Por eso, si de sistemas de retención infantil, o también conocidas habitualmente como sillitas infantiles, se trata, no solo debería preocupar el hecho de su homologación. La seguridad de los más pequeños se ve directamente relacionada con la calidad de los asientos que ocupen y, cuando lo hacen de manera irregular no solo suponen la sanción de quien dirige el vehículo sino que ponen en riesgo la vida de los viajeros más pequeños.

Para aumentar la seguridad en los viajes de los menores, la silla adecuada a la altura y el peso es esencial y, además de lo que la lógica transmita al ver una u otra, las evaluaciones que hacen los diferentes organismos y asociaciones de consumidores sirven de referencia para buscar la mejor silla de coche infantil.

Pero, ni siquiera, cuando se usa el mejor sistema de retención infantil se puede confiar a estos dispositivos toda la responsabilidad del cuidado de su ocupante. Por eso, el fabricante Cybex propone un gadget para aumentar la seguridad durante los viajes y evitar aumentar el riesgo tanto en carretera como cuando ya se ha detenido el vehículo.

La tecnología que vela por los más pequeños

El SensorSafe de Cybex es un dispositivo inteligente sencillo y muy útil. Situado en las cintas de los arneses de la silla infantil es capaz de detectar si el cinturón de seguridad ha sido desabrochado y, permanentemente, escanea y analiza la temperatura ambiente y si el niño lleva demasiado tiempo sentado o bien, se he quedado en el interior del coche sin vigilancia por parte de un adulto.

El cinturón siempre abrochado y bien colocado

La capacidad de exploración y juego los más pequeños les lleva a manipular lo que más próximo queda de ellos, por eso, aunque antes del inicio de la marcha el pequeño viajero haya sido abrochado, puede suceder que éste, suelte el cinturón de seguridad y quede expuesto a la ausencia de retención en caso de detención.

Igualmente, la manipulación de las cintas, puede provocar una situación incorrecta de las mismas, provocando un mayor riesgo para el menor en caso de, igualmente, una parada brusca.

El SensorSafe de Cybex avisa de ambas situaciones en caso de que el dispositivo interprete que los arneses se encuentran desabrochados o mal colocados.

Respeto a los tiempos de descanso

Cuando el mismo dispositivo de Cybex calcula que han transcurrido dos horas o más desde la última vez que el menor fue abrochado, interpreta que es momento para que éste y quien conduce se detengan y hagan una parada para tomarse un descanso y favorecer la actividad muscular.

Controlando factores de riesgo ambientales

Igualmente, evalúa la temperatura del habitáculo, tanto al alza como a la baja. Factor de riesgo cuanto menor o mayor es la edad del viajero.

En todos los casos, el SensorSafe de Cybex envía una alerta al teléfono inteligente que esté asociado avisándole del riesgo detectado.

Evitando el peor de los descuidos

Por último, en caso de que la distancia respecto del pequeño ocupante sea alarmante, el dispositivo envía la alerta por posible olvido del pasajero y, en caso de no responder, dará alerta a los medios de emergencia ante el posible abandono del menor dentro del coche, facilitando la ubicación GPS del mismo.

A la venta

Este SensorSafe de Cybex tiene un precio desde 50 euros y es compatible con los dispositivos Android y iOS.