Las seis ediciones limitadas que marcaron un antes y un después en la historia de la automoción forman parte de una selección en la que no todos se convirtieron en un auténtico éxito.

Son muchas las marcas que buscan, de unos años a esta parte, la diferenciación, la personalización y la exclusividad en sus modelos. No es algo nuevo y es que si echamos la vista hacia atrás podemos recordar a ese Renault Clio Williams que tantas alegrías nos ha dado a los amantes de los clásicos.

Las ediciones limitadas o especiales de un modelo tienen varios objetivos. A veces se trata de generar publicidad, de construir más modelos y en ocasiones, como la del Rover 25 Art Car o los Art Car de BMW, dar rienda suelta a la imaginación de los diseñadores.

Cualesquiera que sean las razones que se encuentran detrás de los miles de modelos de edición especial producidos a lo largo de los años, hemos elegido siete ediciones limitadas que marcaron un antes y un después en la historia de la automoción, ya sea porque se convirtieron en un auténtico éxito de ventas o porque los diseñadores se pasaron de modernos… ¡Juzga tú mismo!

Siete ediciones limitadas que marcaron un antes y un después en la historia de la automoción

Renault Clio Williams de 1993

El Renault Clio Williams demostró tanto éxito para Renault que terminó produciendo una segunda versión de la fórmula, y luego una tercera, lo que no divirtió mucho a los compradores de la primera ‘hornada’. Creado como un especial de homologación para que Renault ingresara en el Campeonato de Francia de Rally, el Renault Clio Williams montaba un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros, 150 CV de potencia y ​​fue tan explosivo que la marca del rombo no tuvo problemas para cambiar 5400 unidades, antes de lanzar otras 6700 unidades de la segunda generación.

Rover 25 Art Car de 2002

A una gran cantidad de personas se les pagó para ser parte de este ‘proyecto’, entre los que destaca el diseñador de moda británico Matthew Williamson. El Rover 25 Art Car presentaba detalles en color rosa y oro tanto por fuera como por dentro. El exterior estaba relativamente restringido en comparación al interior. Se planeó construir una serie de 50 unidades más sutiles e incluso Rover preparó un folleto, pero nunca se llegaron a construir. Sin embargo, el concept car sigue estando presente.

BMW M3 e46 CSL de 2003

Un BMW M3 nunca es un mal punto de partida para lanzar una edición especial, pero cuando se hizo todo lo correcto, como aligerarlo en 110 kg, aumentar la potencia a 360 CV, agregar una dirección más rápida y potenciar los frenos, el resultado fue inmenso.

Este modelo marcó a toda una generación. Se presentó en 2011 en el Salón del Automóvil de Frankfurt pero no sería hasta 2003 cuando conquistó los corazones de muchos apasionados al mundo del motor.

Este icónico modelo se apellidaba CSL que significa Coupé, Sport, Lightweight. La marca bávara se inspiró en el mítico BMW 328 Mille Miglia Touring Coupé para dar forma a su modelo de producción. Pesa 1.382 kg y muchas de sus piezas están desarrolladas con fibra de vidrio reforzada con fibra de carbono.

Del BMW M3 e46 convencional se diferencia por las llantas BBS en 19 pulgadas, el portón con alerón integrado, el techo y los pequeños detalles que sobresalen del paragolpes delantero. Equipa un motor atmosférico de seis cilindros en línea y 3.2 litros que ofrecía 360 CV, 17 más que el S54 del M3 convencional.

Fiat 500 Barbie Concept de 2009

El Fiat 500 vuelve a aparecer en los titulares, como corresponde a un auténtico icono Made in Italy. Esta vez es un auto de exhibición original de Fiat 500 Barbie dedicado a la muñeca de moda más famosa: Barbie. Este vehículo excepcional fue creado mediante una asociación entre el Fiat Centro Stile y Mattel.

Es un automóvil fashionista pero bastante irónico y con mucho encanto: al igual que la propia Barbie. La pintura reluciente se asemeja al barniz y definitivamente crea un efecto de choque, logrado con un color lacado profundo usando aluminio ultra fino sumergido en un rosa profundo y actual. Los asientos están tapizados con telas sorprendentemente suaves: Alcantara laminado en plata no solo es moderno sino también lujoso al tacto y su brillo rebota hasta el panel del techo. Luego están las alfombrillas mejoradas con hilo de seda natural y viscosa elegante, sin mencionar los brillos de labios en colores brillantes almacenados en la guantera, además de un espejo con cubierta LED para garantizar una aplicación perfecta. Y hay más.

Los cristales brillan en los biseles interiores, tapacubos, molduras de ventanas exteriores y antena e incluso delinean la famosa silueta de la muñeca en los pilares. Por último, este coche de exhibición también tiene su propia cubierta brillante, con la versión distintiva de los años 60 del Fiat 500 y un autógrafo de Barbie.

Renault Twingo por Jean Charles Castelbajac de 2011

Cuando Renault entregó un Twingo a cada una de las cuatro celebridades, con el mandato de darle un cambio de imagen al supermini, los resultados fueron sorprendentes. Ninguno más que este del diseñador de moda francés Jean-Charles de Castelbajac, que pintó el exterior en negro mate con neumáticos de pared blanca y estaba equipado en el interior con pisos de parquet, candelabros, asientos barrocos y forro de damasco color crema. Y pensar que los diseñadores de moda a menudo son acusados ​​de vivir en un universo paralelo…

BMW M5 Competition Edition de 2016

Este BMW M5 Competition Edition de 2016 se convirtió en uno de los primeros modelos que consiguieron el apellido ‘Competition‘ que tan de moda se ha puesto en los últimos años. El BMW M5 F10 antes de finalizar su vida útil consiguió un extra de potencia llegando a los 600 CV.

Del último integrante de las seis ediciones limitadas que marcaron un antes y un después en la historia de la automoción see lanzaron 200 unidades a un precio que pasaba de los 117.000 euros. Los compradores únicamente podían elegir entre dos colores; blanco o negro.