SEAT presenta el prototipo Minimó en el Mobile World Congress de Barcelona, un cuadraciclo eléctrico al más puro estilo Reanault Twizy

Se llama SEAT Minimó. Y sí, ya sé que lo estás pensando: se parece al Renault Twizy. Y tanto más… cuanto más lo mires. Pues cualquier parecido no es pura coincidencia, como se suele decir. De hecho el concepto es muy similar: un cuadraciclo ligero de propulsión eléctrica.

La marca española ha presentado el SEAT Minimó en el Mobile World Congress de Barecelona, como un prototipo que apunta ideas para mejorar la movilidad en las grandes ciudades.

“El SEAT Minimó combina tecnologías autónomas con sistemas de propulsión eléctricos; es el futuro de la movilidad urbana”. Luca de Meo, presidente de SEAT.

Como el Twizy, el SEAT Minimó propone un vehículo biplaza de dimensiones muy reducidas, para facilitar los desplazamientos. Su longitud es de 2,5 metros, con 1,2 metros de anchura. En total, ocupa sobre el asfalto una superficie de apenas 3,1 metros cuadrados, menos de la mitad de un coche compacto convencional. Las llantas de 17 pulgadas van descubiertas.

Su carrocería cuenta con puertas asimétricas y batientes que se abren hacia arriba (la de la derecha es más grande para facilitar la entrada y la salida), y con un habitáculo. A diferencia del Renault, el Minimó se ofrece directamente en versión con habitáculo cerrado, en el que la configuración también es 1+1, con el pasajero situado tras el conductor.

Afirman en SEAT que la distancia entre los ocupantes y las puertas es mayor incluso que en el actual Ibiza, para dar una idea de la amplitud y el confort.

El SEAT Minimó está preparado par la conducción autónoma

Con una única carga, la batería del SEAT Minimó, situada de forma accesible bajo el piso, ofrece una autonomía de 100 km. Pero aquí el Minimó aporta una ventaja fundamental. Y es que el sistema de baterías es intercambiable, lo que permite continuar la marcha tras sustituir la batería descargada por otra operativa en cuestión de segundos, sin necesidad de enchufar el vehículo y esperar a que se recargue.

Otras soluciones interesantes que aporta el Minimó son la conectividad total basada en la tecnología inalámbrica Android Auto y una llave digital. Aquí, la pantalla central tras el volante hace las veces de instrumentación del vehículo y trabaja junto al asistente de Google, interactuando con la voz para gestionar tareas o controlar funciones del vehículo.

Según SEAT, estamos ante una plataforma preparada para incorporar tecnologías de conducción autónoma de nivel 4. Hablamos de un coche que sería capaz de recoger al usuario cuando éste lo solicite.