El Seat el-Born de producción, el coche eléctrico que empezará a fabricarse en 2020, aparece en un documento de la marca

No nos cabe duda que 2020 será el año de los coches electrificados y, en concreto, de los automóviles 100 por 100 eléctricos.

Si ya en 2019 hemos recibido una incesante cascada de noticias y avances sobre nuevas propuestas eléctricas y unas cuantas presentaciones y pruebas de coches eléctricos, donde el ejemplo más palpable, reciente y vinculado con este coche es la toma de contacto que hicimos al Seat Mii Electric, el primer coche eléctrico de los de Martorell, la llegada del que sea el primer automóvil en 2020, concebido bajo la arquitectura eléctrica, no puede suponer sino uno de los momentos clave para la industria automovilística nacional.

Sea como fuere, la presentación del prototipo del Seat el-Born en el Salón de Ginebra avanzaba un vehículo que, lejos de ser una propuesta conceptual mostraba un coche eléctrico con visos de ser susceptible de ser fabricado, casi, tal cual.

Desde su aspecto exterior pero, sobre todo, hasta el de su interior, indicaba que el prototipo, efectivamente, correspondía a una unidad de exposición pero que se replicaría de forma masiva en la planta alemana de Zwickau, donde se fabricará el Seat el-Born de producción.

Una percepción que, si todos los indicios se confirman, será así.

El Seat el-Born, sin tapujos

Al menos según lo que parece ser la versión del Seat el-Born de producción mostrado por Seat mediante la visualización del sistema de información y entretenimiento dando ejemplo de uno de sus coches eléctricos.

En la pantalla se distinguen dos imágenes del coche en cuestión.

De una parte, situándonos en la esquina inferior derecha, junto a los menús, aparece el frontal del vehículo que muestra un paragolpes más anguloso y definido mediante el juego que produce la carrocería en blanco y las oquedades que produce el diseño de este elemento.

De otra, en la zona principal de la visualización, se diferencian tres áreas: localización geográfica mediante el sistema de navegación, estado general del vehículo y los diferentes perfiles disponibles para sus usuarios.

Lo más interesante de ésta es la observación es, tras el difuminado del texto en sueco escrito sobre un fondo de color salmón, se muestra la imagen digital más esclarecedora de lo que podríamos apostar a que es la fotografía definitiva del Seat el-Born que llegará a los concesionarios.

Ésta muestra diferencias sutiles respecto del prototipo de Ginebra como son un juego de llantas diferentes y la pérdida del spoiler presente en la talonera, bajo la puerta trasera, del coche de exposición y que desaparece de la versión mostrada.

Este primer avance anticipa la presentación oficial del coche que veremos muy pronto.