El SEAT Arona TGI es el primer SUV de su categoría que funciona con gas natural GNC, y se convierte en el cuarto modelo de la familia TGI de la marca.

SEAT sigue apostando por el gas natural GNC, y presenta en el Salón de París el nuevo SEAT Arona TGI. Así que, si en la prueba del SEAT Ibiza TGI ya te dábamos cinco razones para pasarte al gas natural, ahora tienes una más: puedes elegir también un SUV, la carrocería de moda. Una alternativa que se suma a los SUV con GLP que ya se ofrecen en el mercado.

Con la llegada del nuevo Arona TGI, SEAT cuenta con una de las gamas más amplias de coches con GNC del mercado. Ya son cuatro las posibilidades que ofrece la marca española para los que elijan disfrutar de las ventajas del GNC, con el Ibiza TGI, el León, el Mii y el nuevo Arona.

Arona TGI: Hasta 400 km de autonomía en modo GNC

Desarrollado y fabricado en Martorell, el SEAT Arona TGI recurre al motor 1.0 tricilíndrico de gasolina, que ofrece una potencia máxima de 90 CV entre 4.500 y 5.800 rpm. El par máximo de 160 Nm está disponible desde 1.900 rpm. La transmisión de serie es un cambio manual de seis machas. Respecto al Arona con motor de gasolina, el Arona TGI incluye los elementos necesarios en su transformación para poder funcionar con gas natural.

SEAT Arona TGI

Esto afecta sobre todo a la instalación de los tres depósitos de combustible para almacenar el GNC, que se colocan bajo el piso del maletero, más los correspondientes sensores de presión, regulador y conductos para llevar el gas hasta el motor. Este último también tiene algunas modificaciones internas para funcionar con gas, como nuevos segmentos, refuerzos en los asientos de las válvulas y un turbo más ligero.

SEAT Arona TGI

Como suele ser habitual en los modelos de gas natural, el coche arranca siempre primero en modo gasolina, y se activa automáticamente el modo GNC una vez se alcanza la temperatura necesaria. A partir de aquí, el Arona TGI únicamente utiliza la gasolina si se acaban los depósitos de gas. Estos últimos tienen una capacidad de 14,3 kg de GNC. Esto proporciona 400 km de autonomía, a los que hay que sumar otros 160 km en modo gasolina. El Arona TGI alcanza una velocidad máxima de 172 km/h, y acelera de 0 a 100 km/h en 12,8 segundos.

¡Ojo, el Arona TGI NO es un coche híbrido!

SEAT insiste en su campaña para dar a conocer a sus modelos TGI en llamarlos híbridos. Pero no te equivoques, ni el SEAT Arona TGI, ni el resto de modelos de la marca que funcionan con GNC son vehículos híbridos. Estos últimos son aquellos que cuentan con un motor eléctrico que ayuda al motor de combustión, y puede mover por sí solo las ruedas del vehículo aunque sea durante cortos períodos de tiempo.

SEAT Arona TGI

Luego están los Mild-Hybrid, en los que el motor eléctrico ayuda puntualmente al motor de combustión, pero nunca llega a mover por sí solo al vehículo. El Arona TGI tiene un único motor, que puede funcionar indistintamente con gasolina o con gas natural. ¡Pero no no es un coche híbrido!. Sí cuenta con las ventajas de estos últimos en cuanto a la etiqueta de la DGT, al contar con el distintivo ECO. Según SEAT, el potencial de ahorro del Arona TGI frente a una versión equivalente con motor diésel es de un 30 por ciento, y de un 20 por ciento frente a un híbrido.

Galería de imágenes SEAT Arona TGI

 

Carrocería
Puertas
Maletero (l.)
Todo Terreno5400
Consumo Medio (l/100km)
Potencia (CV)
CO2 (g/Km.)
0,0 - 5,095 - 150107 - 118

Ver todas las versiones del SEAT Arona (17.930€ - 24.910€)