El presidente de Seat, Luca de Meo, ha dirigido una carta a sus trabajadores para transmitirles los planes de la empresa ante la actual coyuntura.

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha emitido una carta a sus trabajadores para avisarles sobre el posible cambio de sede social y fiscal del que tanto se está hablando en los últimos días. Por el momento, el máximo mandatario de la firma española no confirma que la compañía vaya a salir de Cataluña a causa de la inestabilidad política y jurídica que se está viviendo en la región catalana, pero sí ha dejado claro que si la situación se torna insostenible deberán hacerlo.

“Puedo percibir la inquietud que podéis sentir. Estamos asistiendo a debates políticos y una de las principales preocupaciones de la mayoría de nosotros es de qué modo esta situación puede afectar a nuestro entorno más inmediato. Mi prioridad es muy clara: proteger los intereses de todos los que trabajamos en Seat y nuestras familias, así como los de nuestros inversores, proveedores y clientes”, reconoce Luca de Meo en la carta que ha dirigido a sus trabajadores.

Seat sede social

En su carta a la plantilla, el presidente de Seat deja abierta la puerta a una posible salida de Cataluña: “un cambio de sede social estaría motivado por la búsqueda de protección jurídica y tendría sentido en el momento en el que entendamos que ésta ya no se da en el territorio en el que estamos ubicados. La estabilidad política, la seguridad jurídica y la permanencia en la Unión Europea son imprescindibles para asegurar la sostenibilidad económica y laboral de nuestra compañía y sus filiales, y para mantener la confianza de nuestros clientes y accionistas” asegura el presidente de Seat.

De Meo también ha querido mandar un mensaje de tranquilidad a sus trabajadores asegurando que el posible cambio de sede social no implicaría la clausura de las fábricas de la compañía situadas en suelo catalán: “Seat es el principal fabricante español?de automóviles y tenemos todos nuestros centros productivos ubicados en Cataluña. Somos una empresa industrial cuyos activos fijos están vinculados al territorio” informa el alto ejecutivo.

Por el momento, Seat apuesta por mantener su sede en Cataluña dado que el conflicto independentista no ha afectado directamente a su actividad comercial. “Hasta el momento, no hemos tenido que tomar ninguna decisión porque hemos podido desarrollar nuestra actividad operativa con normalidad” asegura De Meo.

Pero la máxima prioridad para el ejecutivo de Seat es que la compañía siga perteneciendo a la Unión Europea. “Más del 85% de las ventas de Seat se realizan en algún país europeo. Por esta razón, para Seat, estar en Europa significa preservar nuestros intereses”.

Fuente: El Confidencial