El Scarabée d’Or consiguió, con otras tres unidades, atravesar el desierto del Sáhara en 21 días. Se recorrieron más de 3.200 kilómetros y ahora rinde homenaje a la marca en su centenario.

Se llama Scarabée d’Or o Escarabajo de Oro y Citroën acaba de devolverle la vida. El primer vehículo de la historia en realizar la travesía del Sáhara en 1922, ha sido reconstruido. La réplica se ha presentado en el Museo de Artes y Oficios de París.

El autocadenas Citroën ha sido reproducido de forma idéntica al original por un grupo de estudiantes. Este vehículo histórico participará en las celebraciones del centenario de la marca de los chevrones que se celebrará el próximo mes de junio.

La marca francesa ha apoyado este proyecto pedagógico. Citroën ha prestado el vehículo B2 Type HP modelo K1 que fue el primero en atravesar el Sáhara en el invierno de 1922. Además, la marca de los chevrones también ha ofrecido apoyo financiero, logístico y técnico.

Scarabée d’Or, una joya de la marca de los chevrones

El objetivo de la recuperación de esta joya automovilística es exponerlo en las celebraciones del centenario de Citroën que se celebra este mismo año. El deseado Escarabajo de Oro de Citroën estará expuesto en la exposición aniversario del centenario a mediados de junio, en el Crucero hacia el Oeste que se desarrollará en los Campos Elíseos durante el mes de julio.

Además, el Encuentro del Siglo también contará con su presencia a finales del mes de julio. Linda Jackson, directora general de Citroën, ha asegurado que “en este año del centenario de Citroën, la reconstrucción del Scarabée d’Or adquiere una dimensión muy especial. Es un proyecto como los que le gustaban a André Citroën“.

“Estamos orgullosos de haber apoyado y participado en esta nueva aventura, un proyecto pedagógico que presenta una réplica perfecta del autocadenas original. Cien años separan a quienes desarrollaron estos dos vehículos, pero les une la misma pasión”, ha añadido Jackson.

Scarabée d’Or, una reconstrucción centenaria

La reconstrucción del Escarabajo de Oro de Citroën dio comienzo durante el pasado mes de junio de 2016. Tras su presentación en Rétromobile en febrero de 2017, se expuso en el Museo de Artes y Oficios.

Durante la presentación, se compartieron anécdotas de la ejecución del proyecto. Han estado involucrados 160 estudiantes y 40 profesores. “En este sentido, también se recordó al equipo formado por André Citroën en torno a 10 hombres y una perrita, Flossie… que inspiró a Hergé el personaje de Milou que acompañaría a Tintín en sus aventuras”, finalizan desde Citroën.

Cabe destacar que la expedición que atravesaba el Sáhara y que participó el propio André Citroën estuvo compuesta por cuatro unidades de este Escarabajo de Oro. Recorrieron en 21 días el desierto del Sáhara entre Touggourt y Tombuctú.

Se recorrieron más de 3.200 kilómetros entre el 21 de diciembre de 1922 y el 7 de enero de 1923. “Con esta expedición la marca francesa demostró un carácter explorador que luego se vería reflejado en nuevas expediciones, el famoso Crucero Negro en África y el Crucero Amarillo que unió Beirut y Pekín”.