Brad Keselowski llevó a cabo una talentosa maniobra durante la sesión libre del Bank of America 500 de la Nascar.

Normalmente cuando un coche de la NASCAR pierde el control de su tren trasero a más de 300 km/h acaba envuelto en un accidente de dimensiones catastróficas. Por suerte, esto no ocurrió durante la sesión libre del Bank of America 500, en vez de eso tuvo lugar una de las mayores salvadas de este deporte.

Nascar salvada drift

Brad Keselowski, piloto del equipo Monster Energy en la copa NASCAR, demostró una increíble destreza al volante al efectuar una de las derrapadas sostenidas más épicas que se recuerdan en un óvalo. Drifting en toda regla y una maniobra maestra que le salvó de una buena.

Es cierto que en los momentos finales del derrape Brad se ayuda del muro para enderezar el coche, pero eso no le resta ni un ápice de mérito a esta maniobra en nuestra opinión.

De todas formas, no es la primera vez que vemos una maniobra de estas características en un óvalo, y sino recuerden la siguiente imagen.

Salvada drifitng Nascar