El cómico incidente tuvo lugar justo antes de que Bottas interviniese, lo que provocó la desenfadada reacción del piloto finlandés.

Durante la rueda de prensa posterior al Gran premio de Singapur tuvo lugar uno de los momentos más cómicos de la temporada. Los tres primeros clasificados– Lewis Hamilton, Daniel Ricciardo y Valtteri Bottas – atendían a las preguntas de los medios cuando de repente el piloto australiano sorprendió a todos con una flatulencia. Aunque conduzcan los coches más rápidos del mundo y cobren millones de euros siguen siendo seres humanos.

Ricciardo pedo

La “acción” de Ricciardo tuvo lugar segundos antes de que Bottas interviniese en su idioma natal, lo que desconcentró al piloto finlandés por completo. Bottas trató de contener la risa, pero le fue imposible, lo cual desató las carcajadas de Hamilton y del propio Ricciardo.

Al igual que Raikkonen, Bottas no es un piloto al que solamos ver en su faceta más desenfadada, lo cual convierte a esta escena en uno de los momentos más curiosos de la temporada.

“Estoy tratando de mantener la compostura, ahora que mi compañero se ha tirado un pedo” decía Valtteri entre risas.