El nuevo Renault Mégane R.S. Trophy-R es más ligero y extremo, aún

El nuevo Renault Mégane R.S. Trophy-R es más ligero y extremo, aún

El nuevo Renault Mégane R.S. Trophy-R es más ligero y extremo, aún

Escrito por: Miguel Lorente    5 julio 2019     5 minutos

El nuevo Renault Mégane R.S. Trophy-R aplica la fórmula mágica que todo aficionado a los coches deportivos exige: potente, ligero y dinámico

El nuevo Renault Mégane R.S. Trophy-R aplica la fórmula mágica que todo aficionado a los coches deportivos exige

Una generación más, el Renault Mégane no solo ofrece la versión más deportiva con el Renault Mégane R.S., en sus chasis Sport y Cup, sino que, además, Renault Sport puso de su parte y el verano pasado lo demostró con la aparición de una versión aún más extrema que recuperaba la denominación como Renault Mégane R.S. Trophy pero, para este año ha evolucionado su producto hacía una versión aún más hardcore, el Renault Mégane R.S. Trophy-R.

La fórmula es sencilla: mantén lo que es bueno y trabaja solo sobre lo que puedas mejorarlo. Y la evolución del Renault Mégane R.S. Trophy-R se ciñe a una reducción de peso y a la inclusión de nuevo elementos de carrocería, mecánica y dinámica.

Un Renault Mégane R.S. Trophy-R aligerado

Dado que el motor de cuatro cilindros, 1.8 litros, turbo del Renault Mégane R.S. Trophy, asociado en exclusiva a una caja de cambios manual de seis velocidades, fija su potencia en 300 CV, y 400 Nm de par, el equipo de Renault Sport se ha centrado en todo lo que no es el bloque para aumentar la eficacia de esta máquina orientada al uso en circuito.

Esta filosofía invita a hacer ajustes en el chasis propio de esta versión como modificar la caída negativa hasta los -2,05 grados, lo que permite mayor superficie de contacto entre la goma y el asfalto cuando se realiza el giro en curva.

El tren trasero, es específico de esta versión y muestra una geometría también exclusiva.

Para quienes, siempre, un coche tiene margen de mejora, nos planteamos de dónde sacar ese ápice de reducción o potenciación, la reducción suele venir de la supresión o inclusión de materiales que supongan una cura de adelgazamiento.

Renault Sport sabe mucho de eso y en este Renault Mégane R.S. Trophy-R se ha logrado bajar el peso en la báscula de su deportivo en 130 kg respecto del ya aligerado Renault Mégane R.S. Trophy.

Esto supone marcar 1.289 kg del primero por los 1.419 del segundo, buscando hasta el más mínimo gramo sobrante como es en el caso del uso de una pantalla de 7 pulgadas, para el sistema multimedia, en vez de la de 8,7; con ello se reducen 250 gramos de lastre.

Para mejorar su incisión contra el aire, aparecen nuevos elementos de carrocería que, además, incluyen en la rebaja de la masa de este coche, concebido como si de una vehículo de competición se tratara.

Por eso, tras la cura de adelgazamiento, la mejor aerodinámica, quedaba la parte referente a la propia naturaleza del coche: la mecánica y el chasis.

Un trabajo en equipo

Y si Renault Sport es el departamento especialista en desarrollos deportivos y en vehículos de competición, las marcas y los preparadores de carreras recurren a especialistas.

Por eso, en esta caso, el soberbio Renault Mégane R.S. Trophy-R cuenta con el apoyo de especialistas de prestigio internacional como Bridgestone, para las ruedas, Brembo, en los frenos, Öhlins, suspensión, Akrapovi?, sistema de escape, y Sabelt, que se encarga de elementos de seguridad interior como los asientos, tipo backet, y los arneses con los que cuenta esta versión casi de carreras.

A pesar de que sus números, con una velocidad máxima de 262 km/h y un sprint de 0 a 100 en 5,4 segundos, no son de infarto, cabe destacar que lo que Renault Sport busca en este coche es el disfrute en la conducción, por eso, recurre a la caja de cambios manual de 6 velocidades ya que, aunque suponga una inmediatez en la transición de velocidades, no solo aporta una mejor experiencia durante su pilotaje sino que también contribuye al ahorro de pesos, respecto de la EDC de doble embrague.

Un coche muy exclusivo

La producción de esta serie limitada se restringirá a 500 unidades, 30 con el puesto de conducción en el lado derecho. El precio de referencia aportado por la marca es para el mercado francés, así se fija desde 55.000 euros el precio del Renault Mégane R.S. Trophy-R.

Ya es posible realizar el pedido de las primeras unidades, unos coches cuya producción se llevará a cabo en la fábrica española situada en Palencia que emplaza para finales de 2019 la de los primeros.

El objetivo del Renault Mégane R.S. Trophy-R

Para demostrar de qué está hecho este coche, el departamento deportivo de Renault quiso demostrar de qué pasta está hecho su pastel y, para ello, lo puso a prueba en el trazado de referencia para cualquier coche que busque destacar por encima de los demás.

Así, el 5 de abril Renault Mégane R.S. Trophy-R puso sus ruedas sobre el asfalto del Infierno Verde con un sistema de cronometraje en su interior y un juego de cámaras para grabar el intento de récord en Nürburgring.

El resultado fue este vídeo en el que se puede ver cómo el  es el rey de los dos ruedas motrices ya que el ha batido el mejor tiempo por vuelta en el Circuito de Nürburgring entre los coches de serie sin modificaciones de tracción delantera.

El tiempo establecido por el Renault Mégane R.S. Trophy-R en completar los 20,832 km es de 07’45’’389 pero, comparado con el anterior récord, que tomaba un recorrido de 20,6 km; el tiempo de este coche ha sido 07’40’’100 lo que supone 3,7 segundos más rápido que el anterior plusmarquista, el Honda Civic Type R de 2017.

Comentarios cerrados

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.